Tríos, se habla mucho y se hace poco

Tríos sexualesDicen que la fantasía por excelencia de todo hombre es hacer un trío, y preferiblemente con dos mujeres. Y es posible que sea cierto, ya que la mayoría de las personas fantasean muchas veces con introducir más personas en sus experiencias íntimas. Tristemente la sociedad de hoy en día aún no es lo suficientemente abierta para que esas fantasías se cumplan en la mayoría de los casos. De hecho no solo no se hacen, sino que ni siquiera se cuentan a la persona que se tiene al lado por miedo a que esa confesión pueda ser mal aceptada y genere algún tipo de rechazo.
En nuestro sex shop, pensamos que es un error quedarse con este tipo de cosas dentro de uno mismo. La vida es corta y hay que aprovechar los momentos que nos hacen disfrutar lo máximo posible. Una relación sana y enriquecedora debería permitir intercambiar este tipo de ideas y, ¿Quién sabe?, si se comparten quizá se puedan realizar en algún momento.
Los tríos, o triciclos, contemplan muchas variaciones ya que pueden ser dos hombre y una mujer, o dos mujeres y un hombre. La mayoría de los chicos suele preferir dos mujeres, y en cambio las mujeres dependen mucho de sus gustos personales. A algunas chicas es una de sus fantasías predilectas compartir un chico con otra mujer mientras también disfrutan de los juegos entre ellas, eso además de estimularse mutuamente saben que excitará al chico. En cambio otras prefieren dos chicos para ellas solas y todas las posibilidades que esto les aporta.
Podríamos diferencias dos tipos de tríos:

  • Tríciclos (MHM): Compuestos por dos mujeres y un hombre.
  • Tríos demoníacos (HMH): Compuestos por dos hombres y una mujer. Su nombre proviene de que existen dos prominencias en la combinación (dos cuernos).

Que un trío se pueda realizar dentro de la pareja suele ser complicado. Aquí entran en juego muchos factores como los celos, el sentimiento de posesión, los prejuicios morales u otro tipo de inseguridades. Por lo tanto es una pena que muchas parejas que lo desean no lleguen a realizarlo nunca por esas razones.
En Diversual te invitamos a liberarse de esos prejuicios y reflexionar realmente en lo que se desea. Si alguna vez has fantaseado en hacerlo, el siguiente paso es pensar si lo harías realmente si no fuera por no estar preparado mentalmente. Si ese es el único impedimento, libérate, porque antes o después te apetecerá.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *