Súper orgasmos: mucho más que placer

Súper orgasmos

Hace unas semanas un documental de Channel 4 en la televisión británica revelaba que la fantasía que muchas de nosotras hemos tenido en más de una ocasión es algo real: hay mujeres que pueden llegar al clímax hasta un centenar de veces en una misma noche y de un modo espectacular. Es lo que se conoce como súper orgasmos.

¿Es posible tener aguante para tanto?

No son superheroínas ni se cayeron en una marmita llena de una pócima especial cuando eran pequeñas. Las protagonistas de este documental de Channel 4 que ya se ha hecho popular en las redes sociales son mujeres tan normales como tú y yo. Lo único que tal vez las hace un poco diferentes al resto es su capacidad para experimentar placer.

Aparecen en pantalla relatando con total naturalidad sus experiencias sexuales más íntimas y no pestañean cuando declaran que son capaces de experimentar, hasta en una sola noche, un centenar de orgasmos explosivos. ¿Pero es eso posible?

Ya habíamos hablado de los multiorgasmos e incluso habíamos mencionado algunos trucos físicos y mentales para poder alcanzarlos con mayor facilidad. Lo que no habíamos comentado nunca antes era la posibilidad de que se pudieran tener tantísimos orgasmos en una misma noche. Y es que la categoría de las superorgásmicas está reservada a un grupo muy reducido de mujeres, entre ellas las cuatro que participaron en este estudio.

Una aproximación científica para la existencia de los súper orgasmos

La diferencia entre los orgasmos múltiples y los súper orgasmos realmente no es más que una cuestión de nombres y de cantidad. Por el calificativo que se le ha dado a este tipo de experiencias sexuales ya puedes deducir que un súper orgasmo es algo mucho más intenso y placentero que una experiencia al uso, pero además es el término con el que se conoce a esta sucesión encadenada de orgasmos múltiples o ‘clímax multiplicados’, como los denominan en muchas ocasiones las propias protagonistas del documental.

Sus protagonistas son mujeres que, efectivamente, tienen una cierta predisposición a experimentar mayor placer, ya sea por genética o simplemente porque están mejor entrenadas Superorgásmicaspara ello (así que ya sabes, tú también puedes ponerte al día con el tema, es sólo cuestión de práctica).

Esta combinación entre patrones de conducta y aspectos de tipo biológico ha permitido que sus organismos sean capaces de ofrecer una respuesta mucho más intensa ante los estímulos que se reciben durante el sexo. Por ejemplo, una de las cosas más curiosas ha sido comprobar a través de resonancias magnéticas tomadas mientras se masturbaban que los impulsos neurológicos emitidos por sus cerebros afectaban a las ondas alfa, que están relacionadas con los estados de relajación. En este sentido parece ser que al practicar sexo las mujeres superorgásmicas entran en un estado de relajación total que es el que les permite disfrutar mucho más de esa experiencia.

Tal vez en este estado esté el secreto de por qué sus organismos son capaces de producir unos niveles de oxitocina (la ‘hormona de la felicidad’) muy superiores a los de cualquier otra mujer. La suma de todos estos factores les proporciona esa capacidad especial para alcanzar el clímax una y otra vez de una manera prácticamente incontrolada hasta el punto de que muchas de ellas aseguran acabar exhaustas, por lo que consideran que los 20 o 30 orgasmos es ya una cifra lo suficientemente buena como para detenerse.

Lo más curioso de todo es que algunas de ellas ni siquiera disfrutaban verdaderamente del sexo al comienzo de sus relaciones y necesitaron buscar instrucciones acerca de cómo llegar al orgasmo hasta empezar a gozar de esta capacidad. Tal vez tú también puedes tener esa predisposición al placer. Todo es cuestión de seguir experimentando.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *