Suelo pélvico: recomendaciones de los profesionales para fortalecerlo

fortalecer_suelo_pelvico

¿Conoces los problemas más habituales relacionados con el suelo pélvico? ¿Sabías que el estado de tu suelo pélvico tiene mucho que ver en el hecho de llegar al orgasmo y en la calidad de éstos?

Una de las causas más importantes, de los problemas para llegar al orgasmo y de muchas disfunciones sexuales, es el desconocimiento que tienen muchas mujeres de su cuerpo.  Una zona importante  de la anatomía femenina es el suelo pélvico y su músculo principal, el pubococcígeo. Ambos influyen en la calidad de los orgasmos porque una musculatura debilitada es más difícil llegar al clímax, ya que la contracción rápida de estos músculos es lo que nos lleva al orgasmo.

Como sabemos que el suelo pélvico es uno de los grandes aliados de la sexualidad y que su debilitamiento causa problemas fisiológicos que afectan a muchas mujeres, hemos recurrido a expertos en este tema para que te proporcionen sus recomendaciones para fortalecerlo en el caso de que lo necesites.

Eso sí, antes de nada hay algo importante que debes saber. Lanzarse a hacer ejercicios de Kegel o colocarse unas bolas chinas sin saber exactamente en qué estado está tu suelo pélvico es un riesgo. Lo recomendable es tener un diagnóstico profesional previo para asegurarte que el fortalecimiento del suelo pélvico es lo que realmente que necesitas.

Ahora sí, te dejamos con los consejos de los expertos.

suelo_pelvico

Raquel Lópèz

Directora  de MAMIfit en Madrid, empresa pionera y especializada en embarazo y postparto, donde acompaña cada año a más de mil mujeres durante esta preciosa pero complicada etapa.

Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, diplomada en Educación Física y en Lengua Extranjera (inglés), MBA en Gestión y Dirección de Empresas Deportivas y formadora oficial de Técnicas Hipopresivas. 

 

1- Problemas más habituales relacionados con el suelo pélvico con el que se encuentran las mujeres. 

Los problemas más habituales son pérdidas de orina, estreñimiento y todos los derivados de procesos obstétricos.  

2- Recomendaciones para cuidar y fortalecer tu suelo pélvico. 

La principal recomendación siempre es tomar conciencia de él y su estado. Realizarse una valoración para poder observar cómo funciona y descartar posible problemática que esté presente y no sea sintomatológica. 

Es importante generar adherencia a los tratamientos, ya sean en clínica o entrenamientos. El mayor problema es la falta de tiempo que conlleva dejar de lado ciertos cuidados. Los cuidados que primero dejamos de lado son los de aquellas partes del cuerpo que no se ven, por desgracia. Siempre se deben seguir las recomendaciones de los expertos y no realizar entrenamientos o tratamientos porque lo hemos leído en una revista o lo hemos visto en redes.  

Lo más importante para cuidarse bien, es ponerse en manos expertas.  

 

Ana y Judit  

Dos fisioterapeutas especializadas en el campo de la urología, ginecología y obstetricia. suelopelvicogranada.es nace de la necesidad de mostrar y enseñar la importancia del trabajo y el cuidado del suelo pélvico.

Día a día ayudan a mejorar la calidad de vida de mujeres y hombres con diferentes tipos de disfunciones a nivel perineal.

1- Problemas más habituales relacionados con el suelo pélvico con el que se encuentran las mujeres. 

En los últimos años hemos observado que ha aumentado el interés en las mujeres por tener buena salud en lo referente a su suelo pélvico. Las patologías más frecuentes que nos encontramos en consulta son: 

  • Pérdidas de orina. Serian esos escapes de pipi que se producen al toser, estornudar, correr o saltar (incontinencia urinaria de esfuerzo) o las pérdidas que se producen cuando nos entran ganas de orinar y no somos capaces de aguantar (urgencia). Puede ir desde pequeñas gotas hasta pérdidas importantes. 
  • Dolor en las relaciones sexuales: algunas veces con una causa como puede ser una episiotomía, desgarro… y otras veces por contracturas en musculatura del suelo pélvico.  
  • Prolapsos: caída de algún órgano de la pelvis que provoca incomodidad, pesadez, bulto en la zona vaginal… 

Aparte de estas, que son las más habituales tenemos mujeres que quieren valorar y cuidar su suelo pélvico durante el embarazo, recuperación postparto, aunque no haya una sintomatología importante, dolor en la zona perineal y disminución en la calidad de sus relaciones sexuales. 

2- Recomendaciones para cuidar y fortalecer tu suelo pélvico. 

El suelo pélvico es una parte importante dentro de la salud de la mujer, cuando se daña, bien por debilidad o por exceso de tono, la sintomatología puede empeorar su calidad de vida.  

A continuación, nos gustaría daros una serie de consejos para cuidar y fortalecer vuestro suelo pélvico: 

 Cuida siempre tu postura: si adoptamos buenas posturas al sentarnos, estar de pie, coger un peso estaremos consiguiendo de forma indirecta que nuestro suelo pélvico no se dañe. 

  • Evita realizar grandes esfuerzos: las presiones del día a día caen directamente sobre el suelo pélvico, con lo cual, si diariamente hacemos grandes esfuerzos estaremos favoreciendo su debilidad 
  • Protege tu suelo pélvico al hacer esfuerzos como toser, estornudar… haciendo una contracción previa al esfuerzo.  
  • Evitar el estreñimiento: debemos adoptar una correcta postura y respetar el deseo defecatorio evitando empujar demasiado. 
  • Podemos realizar contracciones del suelo pélvico como si quisiéramos cortar el chorro del pipi (pero no mientras orinamos) haciendo contracciones más cortas y otras de más duración siempre teniendo en cuenta la postura en la que lo realizamos .
  • Si realizas deportes de impacto como correr, crossfit, aerobic…. Sería conveniente que compensaras con algún ejercicio hipopresivo. 
  • Aconsejamos a cualquier mujer que a lo largo de su vida que se realice una valoración de suelo pélvico por parte de un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, de modo que podamos aconsejar un correcto trabajo adaptado a cada persona.  

Sofía Fournier

Es ginecóloga especialista en diagnóstico prenatal y obstetricia de alto riesgo. Autora del libro “Voy a ser mamá, y ahora qué?” de la editorial Planeta y autora del blog unamamiquesemima.com.
En redes sociales puedes encontrarla como @unamamiquesemima.

 

 

 

1-Problemas más habituales relacionados con el suelo pélvico con el que se encuentran las mujeres. 

Los problemas más frecuentes de suelo pélvico están relacionados con los embarazos y los partos, y consisten en incontinencia de orina y sensación de peso en bajo vientre. La incontinencia suele relacionarse con esfuerzos o ejercicio que requiera una fuerza abdominal, la sensación de peso en bajo vientre aumenta a lo largo del día y puede acompañarse también de molestias durante las relaciones sexuales o dificultad a la hora de colocarse un tampón.  

2- Recomendaciones para cuidar y fortalecer tu suelo pélvico. 

Lo más importante: una buena valoración del mismo en la visita del postparto, pasadas unas seis semanas después de haber dado a luz. Lo ideal sería realizar siempre unas 5-6 sesiones de fisioterapia del suelo pélvico tras el parto o cesárea, siempre guiada por un profesional experto. La realización de ejercicios de Kegel y de abdominales hipopresivas son fundamentales a la hora de recuperar el tono muscular en esta zona.

Existen apps que nos pueden ayudar, pues ofrecen planes de entrenamiento personalizase. y también las bolas chinas pueden ayudarnos a fortalecer la musculatura. Durante el embarazo es importante la prevención: evitar el estreñimiento, no aguantar el pipí más de 4h, evitar ejercicio en el que forcemos mucho la zona abdominal, no aumentar demasiado de peso…todo esto nos ayudará a que nuestro suelo pélvico sufra lo menos posible. En nuestro día a día también podemos tomar muchas de estas medidas: evitar el estreñimiento, hacer pipí frecuentemente, agacharnos de forma adecuada si hemos de levantar algo que pese del suelo, evitar abdominales clásicas y mantener la práctica de hipopresivas, etc… 

Cristina Navarro

Fisioterapeuta y osteópata en el Centro de Salud y Bienestar Noemí Bañón.

Abordamos especialmente a la mujer de manera integral acompañándola en su pre-embarazo,embarazo y post-parto; asi como a su bebe en posibles patologías craneales, colicos lactantes etc.

 

1- Disfunciones suelo pélvico en la mujer: 

Las disfunciones de suelo pélvico en la mujer que encontramos con mayor frecuencia en consulta, sin duda alguna, son las pérdidas de orina en pacientes postparto. 

El proceso del parto puede llegar a ser traumático para los tejidos perineales; y es por ello que debemos abordarlo como tal. De igual modo que rehabilitamos una cirugía de rodilla para restaurar la movilidad y recuperar fuerza muscular debemos readaptar nuestro suelo pélvico. De lo contrario podrían quedar secuelas que cronifiquen la lesión e incluso seguir empeorando la situación derivando en problemas mayores tales como prolapsos de vejiga (cistocele), útero y/o recto (rectocele).  

2- Recomendaciones para cuidar el suelo pélvico.

Acudir al especialista, en este caso fisioterapeuta/osteópata en suelo pélvico para realizar una revisión. Orientamos de forma concreta y específica a cada paciente según su estado y necesidades.  

En los tratamientos enseñamos ejercicios para fortalecer la musculatura como los Kegel e hipopresivos. Una vez la paciente avanza en el proceso aumentamos la intensidad de trabajo utilizando materiales que nos serán muy útiles como las bolas chinas y conos vaginales entre otros. ¿A qué esperas? Revisa tu suelo pélvico.

 


Como has visto, todos los profesionales coinciden en la necesidad de realizarse una valoración de suelo pélvico para que a partir de ahí, realizar los cuidados, ejercicios y actividades adecuadas para la mujer. Mantener el suelo pélvico en forma, te evitará muchos problemas fisiológicos comunes en las mujeres y mejorará tu calidad de vida. Además, mejorarás tu vida sexual al conseguir aumentar la sensibilidad y tener más y mejores orgasmos.

¿Sabes en qué estado está tu suelo pélvico? ¿Te has realizado una revisión de suelo pélvico alguna vez?

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *