Síndrome de Enfermedad Post Orgásmica

Síndrome de Enfermedad Post Orgásmica

Afecta únicamente a los hombres y los síntomas pueden ser desde algo leve como una ligera cefalea hasta cuestiones más graves como vómitos o diarreas. El Síndrome de Enfermedad Post Orgásmica es un extraño trastorno que transforma el placer en una pesadilla

Síntomas del Síndrome de Enfermedad Post Orgásmica

La enfermedad fue detectada en 2002 por un neurocientífico holandés llamado Marcel Waldinger y aunque por el momento únicamente se han registrado de manera oficial alrededor de 200 casos en el mundo, se estima que existen muchos más hombres afectados por esta patología pero que por una cuestión de desconocimiento de la enfermedad aún no han sido correctamente diagnosticados.

Como su propio nombre indica, el Síndrome de Enfermedad Post Orgásmica se presenta justo después de alcanzar el orgasmo con reacciones muy dispares y confusas que complican aún más su identificación y su tratamiento. Además, existe un importante componente de rechazo y vergüenza a la hora de asimilar estos síntomas ya que cuesta asimilar que tras algo tan placentero como el orgasmo se desencadenen síntomas tan desagradables.

La enfermedad se manifiesta con dos tipos de efectos, los físicos y los mentales, que en el 85% de los casos suelen ser los siguientes:

  • Fatiga y problemas de concentración.
  • Sudoración extrema.
  • Dificultades en el habla.
  • Alteraciones en el estado de ánimo (irritabilidad).
  • Vómitos.
  • Diarrreas.
  • Congestión nasal.
  • Ardor en los ojos.

Los síntomas del Síndrome de Enfermedad Post Orgásmica se pueden presentar justo después de la eyaculación o unas horas después y prolongarse entre 2 y 5 días después del orgasmo, lo que resulta especialmente molesto. Por el momento no existe ningún tratamiento específico.

La alergia al propio semen podría ser una de las causas de la enfermedad

A pesar de que el origen del Síndrome de Enfermedad Post Orgásmica lleva siendo objeto de estudio desde su descubrimiento en 2002, todavía se desconocen las causas exactas de esta patología que ya está reconocida como una de las denominadas ‘Enfermedades raras’.Cerebro

Con todo, las dos principales líneas de investigación sobre el origen de este síndrome avanzan en dos líneas: por un lado la hipersensibilidad al semen, una singular alergia que normalmente afecta a las mujeres pero que puede afectar al propio varón que genera el fluido y por otro cuestiones a nivel neurobiológico (heredadas o desarrolladas con el tiempo) estrechamente vinculadas con un nervio craneal (el Nervio Vago) y su posible atrofiamiento.

Por el momento y ante las peculiaridades de esta enfermedad, lo más importante sigue siendo que quienes la sufren sean capaces de identificar los síntomas y hablar sin temor de ellos con un especialista con el objetivo de ir recabando más detalles acerca de sus particularidades y de cómo hacerles frente sin tener que recurrir a lo único que se ha demostrado efectivo: la abstinencia.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *