El sexo se acaba en 2030

El sexo se acaba

Aprovecha, porque como sean ciertas las predicciones, nos quedan menos de 15 años de diversión. El sexo se acaba en 2030 y a algunos nos pilla con muchas cosas sin tachar en la ‘lista de experiencias pendientes’.

Las estadísticas han hablado: el sexo se acaba

Hace unas semanas en los informativos de La Sexta nos lanzaban un titular alarmista advirtiéndonos sobre el fin del mundo. Seguro que muchos de vosotros habréis visto ese vídeo sobre el deshielo que se hizo viral y en el que se nos advertía de que, de seguir así, con esto del cambio climático al planeta Tierra le quedan dos telediarios.

A pesar de todo, esto no tiene nada de novedoso. La cosa es grave, no digo que no, pero es algo que ya todos conocemos desde hace tiempo. Ahora bien, ¿cuántos de vosotros sabíais, antes de leer este post, que el sexo también está en peligro de extinción?

Es más, es que hasta tiene una fecha exacta. Según las últimas predicciones, como las cosas no cambien de rumbo, hacia el 2030 la fiesta se habrá acabado. ¿Cómo puede ser posible? Pues al parecer nos hemos vuelto unos perezosos sexuales y claro, con esta actitud no hay nada que hacer. Así Pereza sexualque, o nos ponemos las pilas o la cosa está clara: el sexo se acaba.

La alarmante disminución de nuestras rutinas sexuales

Las cifras no engañan. ¿Sabías que en los últimos 20 años hemos reducido la frecuencia de nuestras relaciones sexuales un 40%? Según un estudio realizado en Reino Unido, en 1990 las parejas entre 16 y 64 años hacían el amor una media de cinco veces al mes. En 2010 esa cifra se había reducido ya a tres miserables veces al mes. Y ahora con lo del Brexit hasta el posible que los británicos estén follando menos. ¿Nos pasará lo mismo a los españoles?

Según la directora del Instituto de Sexología de Barcelona y vicepresidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología, Francisca Molero, ya nos está pasando. La pereza también nos afecta. Y aunque lo del sexo sea una actividad de ocio gratuita y la crisis nos persiga hasta en sueños, se ve que nos hemos vuelto tanto o más perezosos que los british.

Reeducarnos en el sexo

Pero chicos, ¿qué nos está pasando? ¿En serio nos vamos a quedar de brazos cruzados? Para una cosa que realmente no nos supone demasiado esfuerzo… Molero insiste en la necesidad de las relaciones sexuales compartidas y en los beneficios que reportan a la salud, tanto a nivel físico como emocional.

Dopamina, oxitócica o serotonina… Todas esas sustancias que liberan nuestros neurotransmisores cuando practicamos sexo y que hacen que nos sintamos bien. ¡No podemos desaprovechar la oportunidad de ponerlas en funcionamiento!

La pereza se ha incorporado en nuestra vida cotidiana y el sexo está siendo sustituido por otras actividades que únicamente fomentan el individualismo. Sin darnos cuenta, nos volvemos incapaces de compartir incluso lo más placentero. Es una cuestión de reeducarnos en el sexo. Y empieza ahora. En cuanto acabes de leer esta entrada del blog. Busca a tu pareja y ponte manos a la obra practicando algunos juegos eróticos. ¡Es por el bien de la Humanidad!

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *