El sexo durante las relaciones a distancia

Sexo durante las relaciones a distancia

Según afirma el dicho popular, “Amor a distancia, cuernos en abundancia”. Hoy vamos a atrevernos a llevarle la contraria a estas opiniones tan extendidas. Y es que en pleno siglo XXI, existen tantas alternativas para mantener sexo durante las relaciones a distancia que la tentación de la infidelidad ya no es una amenaza tan importante.

Compartir el erotismo a cientos de kilómetros

Las actividades cotidianas, las obligaciones laborales y otras circunstancias de la vida no siempre nos permiten vivir con nuestra pareja o tener con ella el contacto físico habitual de una relación amorosa en el sentido más tradicional. Tener una pareja hoy en día exige, en muchos casos, vivir a cientos de kilómetros de distancia, con los inconvenientes que ello implica.

¿Es una forma particular de soltería? En cierto modo sí, porque cuando tu pareja reside en otra ciudad o en otro país, de alguna manera estás ‘sola’. La diferencia es que ambos asumís el compromiso de no ‘explorar’ fuera de la relación (a menos que hayáis pactado lo contrario) y, por lo tanto, ninguno de los dos estáis por la labor de salir de picos pardos.

Sexo y nuevas tecnologías

Visto así, parece que esto de las relaciones a distancia sólo tiene desventajas. ¿Una especie de celibato en el que de manera muy esporádica obtienes tu recompensa a nivel sexual? Bueno, tampoco hay que ponerse tan dramáticos porque, a pesar de no ser el escenario más idóneo, a veces la distancia funciona muy bien.

Cuando existe confianza y la comunicación es fluida, el afecto puede vencer sin problemas esas barreras espaciales. Mensajes, llamadas e incluso videoconferencias. Ahora lo tenemos mucho más fácil para que esto funcione. ¿Y qué ocurre con el erotismo? También viaja. A su manera particular, el sexo durante las relaciones a distancia puede ser muy excitante y satisfactorio.

¿Cómo mantener sexo durante las relaciones a distancia?

La distancia puede ser un impedimento para muchas otras cosas: disfrutar de la vida familiar, realizar juntos vuestras rutinas habituales, sentir el afecto del contacto físico… Pero tal como está ahora el panorama, desde luego que la distancia no es un impedimento para el placer.

La tecnología se pone de nuestra parte para permitirnos que el sexo durante las relaciones a distancia sea algo de lo más divertido. Aunque nunca será exactamente lo mismo que tener a tu pareja al lado (o encima… o debajo…), ya no tienes motivos para decir que necesitas compartir con ella un momento de intimidad. Aquí tienes algunas ideas muy prácticas para no perder la pasión a pesar de los kilómetros que os separan:

1. WhatsApp: ya habrás oído hablar del sexting. Una práctica cada vez más habitual y que bien llevada, puede ponerle mucha chispa a tu vida sexual. Para practicar sexting no hace falta mantener una relación a distancia. Lo de mandarse mensajes subiditos de tono e imágenes que te ponen a mil es una herramienta a la que puedes recurrir en cualquier momento. Por supuesto, para que sea una actividad segura, se recomienda que sólo la Sextingpractiques con tu pareja y que, por un tema de discreción, elimines el contenido más comprometido, no vaya a ser que termines reenviándolo por error a la persona equivocada.

2. Teléfono y videoconferencias: si lo del sexo telefónico te llama la atención, imagínate cómo será el sexo a través de la webcam. Estas videoconferencias sexuales son la evolución natural de las llamadas eróticas de toda la vida. Eso sí, asegúrate de tener una buena conexión a Internet, porque como se congele la imagen en lo más álgido de la velada… ¡menuda gracia!

3. Juguetes eróticos de última generación: me encanta este apartado porque es la confirmación de que el sexo durante las relaciones a distancia no tiene nada de complicado. Combinando los juguetes eróticos de última generación con las dos opciones anteriores, vas a acceder a una experiencia de sexo real en remoto de lo más estimulante. ¿En qué consiste este tipo de juguetes? Básicamente son dispositivos vibradores que se controlan desde una aplicación móvil. ¿Ventajas? Imagínate que tú estás tranquilamente en casa con el juguete vibrador y tu pareja, desde la otra punta del mundo, puede decidir qué tipo de movimientos y con qué intensidad debe funcionar el dispositivo.

 

¡No te quejarás! Con todas estas alternativas, el sexo durante las relaciones a distancia es casi más travieso y excitante que el sexo tradicional. Gracias a todos estos avances, los nuevos modelos de pareja ya no tienen una fecha de caducidad tan clara como tal vez ocurría hace unas décadas. Es hora de cambiar el dicho: “Amor a distancia… ¡Diversión en abundancia!”.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *