Sexo en el espacio: placer en gravedad cero

Sexo en el espacio

Seguro que en más de una ocasión ha surgido la típica pregunta de ‘¿cuál es el lugar más extraño en el que has practicado sexo?’. Y se produce esa avalancha de respuestas a veces un tanto disparatadas que desde luego animan mucho la fiesta. ¿Pero a alguien se le había ocurrido pensar cómo debe de ser el sexo en el espacio?

Los astronautas también tienen sus necesidades

Vamos a ponernos en modo Ridley Scott, en plan cósmicos, quiero decir, no en plan tostón. Imaginemos que somos astronautas y que nos han mandado en una misión espacial que va a durar no ya semanas sino varios meses, allá arriba, en una estación espacial, junto a dos o tres astronautas más.

No es por nada, pero yo ya visualizo el tema con total claridad. ¡Eso tiene que ser como un Gran Hermano pero en gravedad cero! Y es que al fin y al cabo somos humanos y tenemos nuestras necesidades. Y por muy cerebritos que seamos, digo yo que estando en el espacio, en un sitio tan reducido, en contacto 24 horas con las mismas personas, podría surgir el amor, ¿no? Tampoco es una idea tan descabellada.

Amor en el espacio

La escritora Laura S. Woodmansee, autora de los libros Mujeres astronautas y Mujeres en el Espacio realizó algunas indagaciones acerca de si en alguna ocasión se había practicado sexo entre astronautas durante estas largas estancias en órbita. Cuestiones un tanto incómodas desde el punto de vista estrictamente científico o aeronáutico pero que para curiosonas como yo son todo un caramelo.

El libro en el que aparecen recogidas estas preguntas se titula Sexo en el Espacio y abarca otros muchos temas interesantes pero, lamentablemente, no da detalles claros acerca de los rolletes interestelares si lo que estás buscando es una especie de Sálvame Deluxe espacial. Aún así, te puedes quedar con esta interesante reflexión acerca de cómo sería el sexo en el espacio, según la explicación de la bióloga Athena Andreadis, de la Universidad de Massachusetts (Estados Unidos): no tienes fricción ni resistencia y mantenerte unida a tu pareja puede ser toda una odisea, así que tal vez el sexo en el espacio (al menos entre dos personas) no sea ni tan excitante ni tan satisfactorio como te imaginas.

Crowfunding para grabar la primera película de sexo en el espacio

Para que veas que no es que yo tenga una mente perturbada, hay quienes ya han visto en este tema una buena idea de negocio. Tanto es así que se ha puesto en marcha una campaña de crowfunding con el objetivo de reunir los fondos necesarios que hacen falta para rodar la que será la primera película porno en el espacio. Si hace apenas unas semanas hablábamos de porno indie como algo súper novedoso, aquí tenemos algo todavía más cañero: el porno de ciencia ficción.

Con las condiciones de gravedad cero que ya habíamos comentado, lo de grabar una película porno en una nave espacial parece un poco complicado. Desde luego que la hazaña en sí merece una película documental. Así que si realmente estás interesado en saber cómo acaba la cosa, puedes hacer tu donación y… ¡a ver qué pasa!

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *