La respiración durante el sexo: bocanadas de placer

Respiración durante el sexo

Como en cualquier otro tipo de actividad física, un buen control de la respiración durante el sexo te va a permitir disfrutar más intensamente de tus relaciones íntimas. Te mostramos algunas técnicas para modificar el ritmo de tu respiración durante la práctica de sexo y comprobar si se producen cambios significativos.

Sexualmente hablando, no sabes respirar

Sincroniza tu Fitbit y pon a punto toda la tecnología que tengas para alcanzar el máximo rendimiento en la cama. Los ‘expertos’ (esa sombra tras la que se esconde un grupo de frikis que se dedica a estudiar este tipo de cosas) han vuelto a hablar (sí, como Zaratustra) y en el blog de Diversual hemos escuchado sus sabias recomendaciones y te las hacemos llegar con menos formalidades y de manera un poco más simplificada.

Según estos estudios sucede que, al menos desde el punto de vista de la sexualidad, la mayoría de los mortales no sabemos respirar. Sí, parece muy sencillo. Inhalar, exhalar, a veces con un poco más de excitación, unos jadeos, unos ruiditos extraños (en ocasiones muuuuy extraños, para que nos vamos a engañar…). Pero si hiciéramos una valoración estrictamente desde el placer y no desde el hecho de que necesitamos respirar para no morirnos (esto me ha quedado muy científico como podréis comprobar), la cuestión es que no le estamos sacando el máximo partido erótico a nuestra respiración, ni tan siquiera para morir de placer.

¿Te gustaría hacer algunos experimentos? Ésta es la parte que más me gusta de este tipo de estudios, aquélla en la que llevamos la teoría a la práctica.

¿Cómo modificar la respiración durante el sexo?

Los estudios demuestran que el control de la respiración durante el sexo es algo muy positivo tanto a nivel individual como en la pareja. Cuando estás sólo hablamos de relajación y autocontrol, dos técnicas que los especialistas recomiendan especialmente en el tratamiento de patologías como pueden ser la eyaculación precoz cuando ésta tiene un claro origen psicológico.

Cuando hablamos de modificar la respiración durante el sexo en pareja lo que se busca sobre todo es la coordinación, el contacto y el ritmo. El equilibrio entre estos tres aspectos debería conducirnos hacia un clímax mucho más intenso y pausado en el que ambos miembros disfrutan más del momento. Para que me entendáis mejor: es como si a través del control de vuestra respiración fuera posible ir acumulando pequeñas porciones de placer y reservarlas para ese momento final explosivo, mucho más duradero e intenso.

¿Te gustaría que tus orgasmos fueran así? Pues ponte las pilas porque es cuestión de práctica. Realmente estos estudios no tienen tanto de novedoso porque la importancia del control de la respiración y la vida sexual es algo que ya se explica en los manuales de sexo tántrico desde el año catapún. El dominio del cuerpo, de la mente y de los impulsos que conectan a ambos para equilibrar el deseo y liberarlo en el momento preciso. Te llevará su tiempo conseguirlo, pero puedes empezar poniendo en práctica algunos de estos consejos:

  • Desde el comienzo de la relación, ya con lo preliminares, coordina con tu pareja la respiración. Poner un poco de música muy bajita puede ayudaros a coger ese ritmo. La respiración Respiración tántricacoordinada imprime excitación y estrecha los lazos de confianza con la pareja.
  • Cuando los besos y las primeras caricias estén sincronizadas es el momento de que lo hagan también los primeros movimientos. El ritmo ha de ser muy pausado.
  • Durante la penetración contrae los músculos de pelvis, ano y vagina al compás de la respiración cuando ésta esté en una fase relajada.
  • Al alcanzar el clímax la respiración debe ser más fluida, pero eso no implica mayor rapidez. Es un error muy común acelerar el ritmo de inhalación-exhalación cuando en realidad, para disfrutar de un orgasmo más intenso lo que hace falta es buscar una respiración mucho más profunda y alargar esos períodos. Incrementar el ritmo sólo hará que el orgasmo se adelante, pero no que sea más placentero.
¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *