5 cosas que puedes hacer si tu novio te deja

Nueva vida

Pensabas que lo vuestro sería para siempre, pero ¡zas!: la cosa se ha ido al traste. De pronto te ves sola, sin novio y deprimida porque ya no eres precisamente una niña. Pero tranquila, ni eres la primera ni serás la última. A todo el mundo le pasa, y más hoy en día, que los gustos son tan cambiantes y la falta de compromiso está tan a la orden del día.

Por trágica que te parezca tu situación, te aseguramos que el tiempo lo cura todo, y que la soltería tiene muchos puntos a su favor que puedes aprovechar en esta etapa de cambio.

Hoy te proponemos 5 cosas que puedes hacer si tu novio te deja, y que te ayudarán a superar el mal trago y a verle el lado positivo a tu situación.

1. Tiempo para ti

Lo primero que vas a notar al salir de una relación es que de repente tienes un montón de tiempo libre. Tómatelo como una oportunidad de empezar a hacer algo nuevo que te mantenga motivada y te guste, desde apuntarte a clases de yoga, aprender un nuevo idioma, o simplemente ir de compras o a pasear cuando te apetezca.

2. Rodéate de los tuyos

Ahora es el mejor momento para dejarte querer. Si él siempre se estaba quejando de que quedabas mucho con tus amigos, ya no tienes por qué privarte de pasar tiempo con quien mejor te conoce y más te quiere. Tú decides cómo quieres pasar tu tiempo y con quién.

3. Piensa en positivo

Probablemente en menos de lo que imaginas estés rehaciendo tu vida con un nuevo amor, así que no malgastes tu tiempo de libertad total lamentándote por lo que pudo haber sido y no fue. Céntrate en vivir el día a día, en sentirte lo mejor posible y en hacer cada día algo que te haga sentir bien. De pronto un día te darás cuenta de que ya no te sientes triste.

4. Planes de futuro

Piensa qué fue lo que no funcionó entre vosotros, y plantéate cómo vas a afrontarlo en una posible futura relación para no volver a cometer los mismos errores. ¡No vuelvas a aguantar lo que has estado arrastrando en esta relación y que ya has visto que no sirve de nada!

5. Disfrutar del sexo

Por supuesto, aunque estés sin pareja, no tienes por qué renunciar al sexo. Es más, ahora tienes toda la libertad para conocerte mejor y disfrutar tu cuerpo. Es el momento de que te animes a probar entre un amplio abanico de vibradores y consoladores y empieces a descubrir intensas sensaciones, tanto por ti misma como para jugar en pareja si tienes compañía. Y recuerda la importancia de mantener “en forma” tu musculatura vaginal con unas buenas bolas chinas.

Sabemos que una ruptura siempre es complicada, pero ya verás como si llevas a la práctica estos 5 consejos el trance pasa más rápido y pronto vuelves a ser tú. ;-)

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *