Preservativos sin látex: el placer al alcance de todos

Preservativos sin látex

La alergia o la hipersensibilidad al látex es un problema considerable a la hora de mantener relaciones sexuales seguras. La mayoría de los condones se fabrican en caucho natural, dejando a un lado a las personas que padecen este tipo de patología. Por suerte, desde hace ya algunos años el mercado de los anticonceptivos de barrera se ha abierto hacia nuevos productos y los preservativos sin látex se han hecho con el protagonismo.

¿Qué es la alergia o la hipersensibilidad al látex?

Al realizar un corte en la corteza de determinados árboles, te encontrarás con una sustancia viscosa y lechosa de color blanquecino: eso es el látex. El látex natural se compone de resinas gomosas, grasas y ceras que, en principio, no son dañinas para la salud.

El problema es que, como ocurre con tantas otras sustancias de la naturaleza, determinadas personas son más propensas a experimentar alergia o hipersensibilidad al contacto directo o indirecto con el látex. Éste contiene una proteína que no es del gusto de todos los organismos y el sistema inmunológico puede actuar ofreciendo una respuesta defensiva inmediata que, en los casos más severos, podría incluso poner en riesgo la vida del sujeto.

Alternativas al látex

Reacciones más comunes de la alergia al látex

Sufrir un episodio alérgico en el pene o en la vagina puede tener consecuencias serias. Por este motivo, es importante que identifiques los síntomas de una posible alergia al látex si ésta se estuviera produciendo.

Lo más habitual es que, si al contacto con este material se produjese algún tipo de reacción, tanto hombre como mujeres experimenten el siguiente cuadro clínico:

  • Sequedad genital.
  • Picores genitales y en otras partes del cuerpo (cara, cuello, ojos…).
  • Lagrimeo.
  • Erupciones e irritación.

En estos casos que no revisten demasiada gravedad, bastará con quitar el condón y lavar bien las manos y la zona genital. Sin embargo, si la situación se vuelve más complicada (hinchazón, dificultades para respirar, prurito incesante) será necesaria la visita urgente a un especialista.

Materiales de fabricación de los preservativos sin látex

Eres alérgico al látex. ¿Se acabaron los preservativos para ti? Por desgracia, hasta hace relativamente poco, esto era así. No existían en el mercado demasiadas alternativas para que quienes presentaban este tipo de reacciones alérgicas pudieran disfrutar de su vida sexual con un método de barrera efectivo.

El panorama actual es mucho más alentador gracias a la aparición de los preservativos sin látex. ¿Quieres saber de qué están hechos y qué ventajas y desventajas tiene cada uno de ellos?

Preservativos de Poliisopreno o Nitrilio

Los condones de Nitrilo tienen más historia, mientras que los de Poliisopreno empezaron a fabricarse hace aproximadamente una década. Son condones de fibras sintéticas que se extraen a partir de la savia de una planta que, por supuesto, está libre de látex.

Su protección frente a enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados es la misma que con un preservativo convencional. Sin embargo, este tipo de material no permite la fabricación de condones extrafinos.

Preservativos de PoliuretanoDurex sin látex

Es el material más utilizado por las marcas más conocidas (Durex, Control, Trojan…). Se aplica tanto en la fabricación de condones masculinos como femeninos y se han convertido en los más populares. Por su delgadez y su textura, son capaces de conducir el calor con mucha más efectividad que los preservativos de látex. Además, su uso es compatible con los lubricantes que contengan aceite.

Sin embargo, esa delgadez es también su punto débil y, en comparación con los condones convencionales, el índice de roturas o desplazamientos durante el coito es mayor que en el caso de los condones convencionales.

Otros preservativos

Es increíble la rapidez con la que en los últimos años ha evolucionado esto de los preservativos sin látex. Pero lo que resulta más sorprendente es que, en algunos casos, se ha retomado un material que forma parte de los primeros estadios de la historia del condón. No es que sean los más habituales, pero lo cierto es que se han vuelto a fabricar condones a base de membrana de animales, fundamentalmente piel de cordero. Quienes los utilizan, aseguran que no se trata de un preservativo incómodo u oloroso. El problema es que únicamente sirve como prevención frente a posibles embarazos, pero no protege contra la transmisión de enfermedades sexuales.

Mayor riesgo de rotura y deslizamiento

A pesar de todos los beneficios de los preservativos sin látex, hay algo que debes de tener muy en cuenta y que probablemente ninguna marca de condones te va a contar. Está demostrado que, debido a las particularidades de su morfología y composición, los preservativos sin látex tienen mayor riesgo de rotura o deslizamiento durante el coito.

Es un aspecto que no debes pasar por alto ya que, si bien siguen siendo un método de protección muy seguro, la Organización Mundial de la Salud ha corroborado que, en comparación a los preservativos convencionales, las probabilidades de que se rompan al practicar sexo o al deshacerse de ello son el doble de altas.

 

Con todo, el preservativo, con o sin látex, sigue siendo uno de los métodos de barrera más efectivos tanto a la hora de prevenir el contagio de enfermedades sexuales como al evitar embarazos no deseados. Así que si tienes alguna alergia o intolerancia al látex, no dudes en utilizar este tipo de productos ya que los índices de fracaso, aunque sean más altos que con respecto al condón convencional, siguen reduciendo sustancialmente los riesgos a los que te expones durante una relación sexual.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *