Posturas dolorosas: no todo son risas y fiestas

Posturas dolorosas

Al hilo de lo que veníamos hablando en el post anterior acerca de las molestias durante el acto sexual, hoy te traigo algunas de las posturas que estadísticamente han resultado colocarse en el ranking de las más incómodas a la hora de practicar sexo.

El objetivo es sentir placer: destierra las posturas dolorosas de tu catálogo erótico

A veces por desconocimiento, en otras ocasiones por eso de innovar y en algunos momentos porque nos dejamos llevar por el calentón del momento y se nos puede ir un poco la cabeza con lo que tenemos entre manos. El caso es que todos en alguna ocasión nos hemos visto en una situación íntima un tanto incómoda. O bien porque de repente el roce piel con piel empieza a producir unos ruidos que cortan bastante el rollo o bien porque de repente nos damos cuenta de que esa posición que en nuestra mente resultaba súper excitante en realidad no tiene nada de estimulante.

Hablemos claro. A pesar de que sea sexo y de que estés muy caliente, hay posturas dolorosas y hay cosas que por un motivo o por otro no te gustan o simplemente ni es el momento ni te apetece hacerlas. Haciendo un ranking de cuáles son estas situaciones incómodas que con más frecuencia se repiten en el dormitorio, me he encontrado con el siguiente listado, para que las tengas en cuenta y las taches de tu oferta erótica.

3 posturas dolorosas (si las practicas sin control)

Alguna ocasión habrá en la que resulten estimulantes, pero las estadísticas no están de tu parte así que si no te la quieres jugar, lo mejor es que las dejes aparcadas como comodín al final de tu lista de prioridades. ¡Anda que no hay otras formas de divertirse! ¿Para qué empezar por lo peor valorado de la lista?Vaquera inversa

    1. Vaquera inversa: la mujer cabalga encima del hombre pero lo hace de espaldas a él. Al parecer, el ángulo de penetración no es el más adecuado y si te pasas de inclinación puedes provocarle serios problemas al miembro de tu pareja e incluso una dolorosa fractura de pene. Es una postura que se ve mucho en el porno y por eso se tiende a imitarla, pero no es precisamente la más estimulante ni para él ni para ella.
    1.  Andrómaco: es otra manera de cabalgar al chico, sólo que en esta ocasión se realiza de frente y con el tronco completamente en vertical. Realmente la chica está sentada o en cuclillas sobre el pene del chico, lo que también puede resultar un poco agresivo si no se controla la potencia de la penetración. Es imprescindible una muy buena lubricación para evitar este tipo de problemitas y de molestias. Si tu chico se excita igual a pesar de no tener para nada el control de la situación, no deja de ser una postura bastante buena.

Piernas arriba

  1. Piernas arriba: muchos chicos se empeñan en ponerse las piernas de sus chicas al cuello durante la penetración cuando las tienen tumbadas en la cama boca arriba. Es una especie de variación del clásico misionero que no convence a todas y que en ocasiones puede resultar incluso dolorosa para la mujer. Aunque no lo parezca, el ángulo de penetración difiere bastante y el pene no entra igual en la vagina cuando las piernas se encuentran tan elevadas. Claro que todo depende de tu altura y de la altura de tu chico. Si no quieres tanta altura, una opción intermedia es la de que sujete tus rodillas en sus codos. Puede parecer un poco más incómodo, pero tendrás las piernas más abiertas y el ángulos de penetración será más adecuado.
¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *