Porno Millennians: la recesión no es sinónimo de marcha atrás

Proletarios del mundo, ¡uníos! Pero bien unidos. Vamos, uníos en plan pene-vagina, pene-ano, vagina-vagina… La combinación que más os guste. Resulta que los millennians ya no somos sólo esa generación cool de mentes y espíritus perdidos en la desazón de una crisis económica. ¡Somos estrellas porno en potencia!

Tenemos mucho de modernos, pero también mucho de desgraciados. Al menos en España los de esta generación del cambio de milenio hemos sido víctimas de unas circunstancias poco alentadoras. Aquí la generación de millennians no sólo es la que vio Verano Azul y jugaba a Mario Bros en una Game Boy del tamaño de una tostadora sino la que ha adoptado Hacendado como verdadero referente de lo que representa la ‘Marca España’..

Pero como se suele decir, “hay gente para todo” y al parecer en este ‘para todo’ hay espacio para quienes se excitan con historias de sexo ambientadas en pisos compartidos, trabajos precarios y parejas que están hasta el cuello de deudas por la hipoteca. Es el ‘porno millennians’. Lo último en erotismo.

La crisis tiene un puntito picarón

Habrá que esperar al Salón Erótico de Barcelona para saber si esta tendencia realmente está cuajando en el porno audiovisual. Pero lo cierto es que las penurias económicas ya se han convertido en el foco de atención de muchas webs que ofrecen vídeos porno.

Una de las más curiosas es PropertySex, un canal especializado en historias de ‘porno inmobiliario’ (por llamarlo de alguna manera), y que recurre al topicazo de las chicas que no pueden pagar el alquiler y tienen que hacer frente a los gastos con trabajitos en negro (¡que no las pille Montoro!).

En realidad estas webs no han inventado nada nuevo y obviando que se trata de un género cinematográfico un tanto peculiar, supongo que merece más la pena indignarse por otras cosas que por un tipo que se hace pajas mientras piensa en la explosión de la burbuja inmobiliaria. Sin embargo, hay otros aspectos en relación al sexo y los millennians que resultan cuanto menos curiosos:

El sexo casual ha perdido chispaMillennians

Hombres y mujeres por igual en esa franja de edad entre los 28 y los 35 años aseguran que las relaciones sexuales esporádicas cada vez dejan más que desear. En cierto modo es ese hastío generacional, pero también la intromisión de la tecnología nos ha convertido en amantes más hábiles con el teléfono móvil que con el manubrio de nuestras parejas.

¿Y qué pasa con la ternura?

El empalagosamiento precoital y el bienquedar poscoital han pasado a la historia. Según parece los treintañeros no disponen de demasiado tiempo entre ir a la clase de spinning virtual, retocarse la barba en la peluquería y ponerse al día con los capítulos de Bored to Death antes de que los quiten de Yomvi. Así que se va al grano.

Las millenians ven más porno que los chicos

Y puesto que hoy el post va de tendencias, no quisiera finalizar sin hacer una breve reflexión acerca de cómo éstas han ido cambiando en la última década. Resulta que las chicas del nuevo milenio consumen más porno que los chicos de su generación y que además son más exigentes. Me lo creo. No tienes más que preguntarte qué narices estaba haciendo yo en Internet cuando encontré toda esta información sobre las nuevas tendencias del porno…

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *