Poliamor: formas de amar, tipos de amor

Poliamor

¿Serías capaz de abrir tu relación a más personas? En nuestra cultura la monogamia es la relación tradicional pero hay otras formas de amar más allá de la media naranja. ¿Te suela de algo lo de poliamor?

Un mito milenario que se mantiene hasta la actualidad

El amor romántico, la fusión absoluta de dos mitades que se complementan a la perfección, no es más que un mito. Y no lo digo sólo en sentido figurado. Fue Platón el que recogió esta curiosa explicación en su obra El Banquete.

Un castigo de Júpiter habría sido el responsable de separar a los seres humanos en dos mitades después de que estos osaran ascender al cielo para enfrentarse cara a cara con los dioses. En consecuencia, desde entonces estamos incompletos y condenados a vagar por el mundo buscando a esa otra mitad.

El poliamor y las diferentes formas de amar

¿Pero qué sucede si en lugar de en una media naranja pensamos en una cesta llena de fruta? Intercambio, experimentación y una auténtica macedonia de deseos y pasiones que se pueden hacer Relaciones de parejarealidad cuando en lugar de dos añadimos más cifras a la ecuación.

Existen tantas formas de amar como tipos de amor y aunque cultural y tradicionalmente nos hayamos instalado en la monogamia, no está de más conocer qué otro tipo de relaciones existen. Una de las que más me han llamado siempre la atención es la del poliamor.

En el poliamor todas las personas involucradas (tres, cuatro, cinco… las que sean), han convenido que quieren mantener una relación a muchas bandas y sin discriminación en cuanto al tipo de orientación sexual. Se basa en una concepción no posesiva del sexo y de las relaciones sentimentales, desmontando todos los mitos románticos sobre la monogamia tradicional.

En algunos casos ni siquiera es necesario practicar sexo con todos los miembros del clan amoroso. Lo importante es seguir una ruta común, construir un proyecto como el de cualquier pareja tal como se conocía hasta ahora y, sobre todo, organizarse muy bien. Porque aunque parezca que son relaciones en las que todo vale, hay un orden y unos principios en los que todos tienen que estar de acuerdo.

Tipos de poliamor

  • Nuclear: no, no es que sea un poliamor verde fosforito y altamente tóxico. Quiere decir que hay un núcleo principal, el que se mantiene sólido, y que fuera de éste pueden existir otras relaciones secundarias. Por lo tanto, existe cierta jerarquía en las relaciones.
  • Restringido: el poliamor se limita a un único grupo que puede estar formado por tantas personas como se haya convenido, pero fuera de éste no se admite ningún otro tipo de relación sentimental o sexual. Es una especie de fidelidad a muchos bandos.
  • Amor libre: se trata de la faceta más anárquica del poliamor. Una relación en la que participan varias personas y en la que cada miembro tiene absoluta libertad para tener relaciones secundarias o para invitar a nuevos miembros a sus relaciones con otras personas. Habitualmente los swingers participan de este tipo de relaciones porque los intercambios también están permitidos.

En realidad el tema es mucho más complejo de lo que parece y mucho menos extraño de lo que pensamos. Si quieres profundizar más en éstas y otras formas de amor, encontrarás información interesantísima en los libros Ética promiscua (2013) y Opening Up (2015)

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *