Pásalo de vicio con los juegos de roles sexuales

juegos de roles sexuales

¿Qué tal se te da lo de interpretar un papel? Si estas dispuesta a asumir otra identidad, vestirte de otro modo y comportarte como nunca antes te hubieras atrevido, las propuestas de hoy te van a encantar. Ahondamos en el mundo de los juegos de roles en el sexo para que puedas sacarle el máximo provecho a unas prácticas eróticas que harán que tus encuentros sexuales sean mucho más interesantes.

Qué son los juegos de roles en el sexo

¿Crees que tu vida sexual lleva ya un tiempo estancada? Los juguetes eróticos suelen ser una de las primeras opciones que se nos pasan por la mente para afrontar estos pequeños problemas de dormitorio. Con todo, tal vez lo que le falta a tus encuentros sexuales no sólo es un poco de movimiento, de originalidad y de nuevas posturas y sensaciones. Puede ser que lo que tu cuerpo y tu mente te estén pidiendo sea un cambio de perspectiva.

Imagina que en lugar de introducir en tu dormitorio una estupenda colección de accesorios eróticos introduces una nueva identidad. Está demostrado que cuando nos ocultamos tras otro personaje nos resulta más sencillo desinhibirnos, entregarnos y disfrutar más intensamente del momento.

¿Por qué deberías practicar juegos de roles sexuales?

Renovarse o morir. También en la intimidad de la pareja debes ir transformando algunas de las rutinas que se van instalando en la normalidad para que no muera la pasión. La mejor forma de luchar contra la monotonía de lo cotidiano es echarle un poco de imaginación.

Seguro que en tu subconsciente hay muchas fantasías eróticas que te sirven como fuente de estimulación en los momentos de intimidad. Los juegos de roles sexuales consisten en hacer realidad aquello que sólo estaba en tu imaginación. Este paso de las ideas a los hechos aportará grandes beneficios a tu vida sexual.

– Te desinhibes y te entregas al placer sin restricciones.

– Descubres sensaciones y sentimientos que hasta ahora no habían salido a relucir.

– Aprendes sobre tus verdaderos deseos y los de tu pareja.

– Te olvidas de las complicaciones del “mundo real” para vivir el momento.

– Realimentas el placer con los nuevos estímulos que estás descubriendo.

– Abandonas la rutina y te sumerges en el excitante mundo de lo desconocido, lo novedoso.

– Ganas confianza como amante: te sientes más atractiva, más capaz, más deseada.

Una alternativa a lo rutinario que no siempre funciona

A pesar de que introducir este tipo de juegos de identidades en tus prácticas eróticas tiene grandes beneficios, es cierto que el éxito no está asegurado. No obstante, no es algo que quede en manos del azar. Puedes saber perfectamente si los juegos de roles van a funcionar con tu pareja o si por el contrario deberías pensar en otras opciones a la hora de darle un empuje a vuestra vida sexual.Juegos roles parejas

Te encantarán los juegos de rol eróticos si…

– Eres una persona curiosa y estás deseando probar cosas nuevas.

– Te desenvuelves bien en situaciones improvisadas.

– No tienes ninguna dificultad a la hora de montarte tu propia película.

– Tienes muy claro que se trata de un juego, a pesar de su realismo extremo.

– Estás dispuesta a cualquier cosa para revertir la monotonía de tus relaciones sexuales.

– Eres capaz de ponerte en una posición de sumisión o de dominación sin que te resulte incómodo.

Los juegos de rol sexuales no son lo tuyo si…

– Tu actitud frente al sexo siempre ha sido muy convencional.

– No te sientes cómoda en situaciones imprevisibles.

– Eres extremadamente tímida.

– Te cuesta comunicarte con tu pareja en cuestiones de sexo.

– A menudo te dominan las dudas y la inseguridad.

– Te dejas dominar por tabúes y prejuicios.

¿Te identificas más con este segundo grupo? No pienses que lo de ser demasiado conservadora en el sexo es una condición inamovible. Tal vez por el momento lo de los juegos de roles te venga un poco grande. Pero con pequeños cambios y tomándote tu tiempo para ir asimilándolos, es muy probable que termines adoptando una nueva actitud frente a este tipo de prácticas. ¡No dejes de intentarlo!

Juegos de roles favoritos: ¿le gusta lo mismo a los chicos y a las chicas?

A pesar de que las fantasías sexuales de hombres y mujeres no suelen coincidir al 100%, en lo que se refiere a juegos de roles parece haber algo más de consenso. Es cierto que estos juegos parten precisamente de la fantasía y que ésta presenta sus particularidades en función del género. Pero también es verdad que el mundo del cine, y no sólo el pornográfico, sirve como fuente de inspiración para chicos y chicas. De ahí que haya tantos puntos de conexión.

  • A ellas les ponen los fontaneros que acaban haciéndoles el amor en la cocina, los policías que están dispuestos a obviar una multa a cambio de un favor sexual, los strippers dispuestos a hacerles un show privado o los auténticos desconocidos que tras un encuentro fortuito les descubren el sexo más salvaje.
  • A ellos les gusta tanto tomar el mando como dejarse llevar por una auténtica dominatrix, dejarse seducir por una maestra muy fogosa o ponerse en manos de una enfermera que sólo consigue hacer que suba la temperatura.

En cualquier caso, nunca te va a faltar inspiración porque hay role plays para todos los gustos: los de personajes uniformados, los de superhéroes, los de sumisión y dominación, los de situaciones cotidianas que terminan tornándose en algo completamente diferente… Al principio es posible que os resulte un poco complicado entrar en el juego y que las primeras frases suenen incluso ridículas. Pero si os dejáis llevar por los deseos del otro, la escena irá evolucionando con naturalidad.

Mucho mejor cuando hay confianza

Tal vez uno de los aspectos más divertidos de los juegos de rol eróticos es notar el cambio. Cuando llevas ya mucho tiempo con tu pareja, conoces sus gustos y su manera de comportarse en el dormitorio, ver cómo interpreta otro papel resultará mucho más excitante.

En cambio, con una pareja meramente sexual a la que apenas conoces, este tipo de juegos podría resultar divertido, pero te perderías muchos de esos aspectos que lo hacen tan especial.

– Son prácticas pensadas para que estreches los lazos de comunicación con tu pareja.

– Aprenderéis trucos muy interesantes para daros placer incluso cuando no estéis enfrascados en uno de estos juegos.

– Superaréis muchas de las barreras y tabúes que os impedían desarrollar vuestra sexualidad.

– Cambiará la percepción que tenías de tu pareja: la verás más atractiva, más fogosa y mas entregada.

– Son juegos destinados a recuperar la pasión. Aunque pueden resultar igualmente excitantes, no tiene tanto sentido practicarlos con una persona a la que acabas de conocer.

Juegos en pareja

Aspectos a tener en cuenta para que tus role plays sean todo un éxito

1. Comunicación: es importante que conozcas las fantasías de tu pareja para que puedas sorprenderla con algo que verdaderamente le guste. La comunicación también es importante porque, como en cualquier juego, habrá que establecer unas normas y unos límites y, por supuesto, respetarlas.

2. Ambiente: piensa en los juegos de rol sexuales como lo harías en una película. Para que todo vaya rodado necesitaréis pensar en una situación, unos personajes y un guión. Cuanto más lograda esté la escena, más disfrutaréis de esta experiencia.

3. Reparto de roles: asume el rol que te ha tocado y dalo todo en tu interpretación. Para meterte más en el papel resulta muy conveniente emplear un vestuario adecuado y los accesorios que te permitan identificarte mejor con tu personaje.

4. Sé creativa: aunque suelen ser los más comunes, los juegos de rol con bomberos, policías y enfermeras están un poco trillados. Prueba con ideas innovadoras y exprime tu imaginación para aprovechar todas as posibilidades que te ofrecen estos juegos.

Elige tu papel: ejemplos de juegos de roles para que empieces a experimentar

Tú eliges la escena, el papel, el guión y las normas que van a permitir el desarrollo del juego de una manera divertida y segura para los dos. Ahora bien, ¿qué tipo de situación te apetece representar? Lo mejor es que escojas una opción con la que te sientas cómoda, aunque sea la más sencilla, y que a partir de ahí evoluciones hacia prácticas más complejas. ¿Necesitas un poco de inspiración para arrancar? Aquí tienes algunas ideas excitantes para tus juegos de rol:

1. Cincuenta Sombras de Grey: todo el que ha visto esta saga de películas ha sentido la tentación de experimentar lo mismo que sus personajes. Convertiros en Anastasia y Christian durante unas horas y olvidaros de prejuicios y temores. El rollito multimillonario / secretaria triunfa.

2. El mensajero del amor: un chico guapo acaba de presentarse en casa con un misterioso paquete. ¿No te apetece abrirlo ya mismo y descubrir lo que hay dentro? Puede ser que contenga algo muy excitante.

3. La chica experimentada: tu pobrecito vecino no ha tenido aún ninguna experiencia íntima con una mujer. Qué suerte que estás tú ahí para enseñarle todos los trucos de un buen amante.

4. El doctor del amor: déjate explorar por las manos expertas (y un tanto largas) de este doctor. Tiene un remedio infalible para todas tus dolencias.

5. La profesora descarada: para superar este examen no necesitas estudiar demasiado. Pero vas a tener que darlo todo si quieres que tu tirana profesora te apruebe con nota.

 

Aléjate de las rutinas diarias y ponte en la piel de tu otro yo. Esa persona que está dispuesta a todo, que no se corta a la hora de exigir lo que quiere que le hagan y que tiene muy claro cómo dar y recibir placer. Esa ilusión erótica tan ardiente siempre ha estado dentro de ti. ¡Déjala salir!

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *