Misterios del orgasmo femenino

Al fin un documental intenta averiguar qué es lo que estamos haciendo tan mal.

Un estudio realizado por el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana (EE.UU), ha revelado que las mujeres (especialmente las heterosexuales) tienen menos orgasmos que los hombres. Partiendo de esta premisa, Charles Borowicz, Barnaby Aaron y Trisha Borowicz han dirigido el documental Science, Sex and the Ladies (Ciencia, Sexo y Mujeres), con la intención de despejar muchas de nuestras dudas al respecto.

El orgasmo femenino no es un misterio para la Ciencia

Trisha Borowicz no solo dirige y produce este documental sino que en calidad de bióloga molecular ha estudiado durante años las claves del orgasmo femenino.

En opinión de Borowicz no existen tantas dudas acerca de cómo funciona, sin embargo sí existen muchos prejuicios y muchas teorías que pretenden simplificar el orgasmo femenino asegurando que el cuerpo de la mujer es mucho más complejo que el del hombre en este sentido.

El porno y sus estereotipos no ayudan demasiado

Las escenas más comunes del cine porno nos presentan a actores que con unos breves preliminares se ponen como motos y se lanzan de cabeza a la penetración. Él parece darlo todo. Ella se contonea extasiada al sentir las embestidas de su macho. Y después de múltiples posturas, algunas de lo más disparatadas, él eyacula mientras ella parece llevar ya un buen rato muerta de placer.

Qué lejos de la realidad están esas escenas… Science, Sex and the Ladies desmitifica el sexo tal como se nos plantea en este tipo de películas e incluso en el cine comercial. Las mujeres disfrutan igual que los hombres, es cierto, pero lo hacen de otra manera. Solo que la realidad tal vez carece de la intensidad salvaje del porno: es tanto o más satisfactoria, pero mucho más de andar por casa.

Un cambio de concepto para mejorar las relaciones

Lo que se plantea en este interesante documental es la necesidad de reconstruir nuestra vida sexual a partir de datos científicamente contrastados. Si la ciencia afirma que tan solo un escaso porcentaje de mujeres experimenta orgasmos a través de la estimulación vaginal, ¿por qué seguir insistiendo en el tema?

La doctora Borowicz resalta la importancia de la estimulación del clítoris. No existen apenas mujeres que no se exciten cuando acarician esta zona de su cuerpo. Si en lugar de lanzarnos a la persecución del orgasmo a través de la penetración trabajáramos más en la estimulación clitoriana, serían muchas más las mujeres que alcanzarían el clímax sin problema.Documental orgasmo

La penetración es un complemento perfecto a esta estimulación, pero no son necesarios encuentros sexuales salvajes para que una chica llegue al orgasmo. Tal vez no sea tan espectacular, pero los dedos, la lengua, la palma de las manos… cualquier caricia sobre el clítoris, con paciencia, con afecto y con delicadeza, tiene más probabilidad de éxito que un pene de 20 centímetros penetrando una vagina insistentemente.

La traca final de Science, Sex and the Ladies es la hipótesis que plantea el documental acerca de un futuro en el que las parejas heterosexuales llegaran a utilizar la masturbación mutua no solo como la forma más eficiente de darse placer sino como el método más seguro de evitar el embarazo. ¿Podría ser que la penetración llegara a limitarse a fines reproductivos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *