Los mejores propósitos sexuales de año nuevo que puedes hacerte

Propósitos sexuales

¿Todavía no has hecho tu lista de propósitos de año nuevo? El año está a punto de terminar y es el momento perfecto para replantearse qué aspectos de tu vida pueden mejorar. ¿Y por qué no tener en cuenta tu vida sexual? Nos hemos propuesto ayudarte proporcionándote la inspiración que necesitas para plantearte cambios y mejoras tu vida íntima. ¡Vamos allá! 

Así influye la sexualidad en tu vida cotidiana

Las posibilidades de que dispones para satisfacer tus deseos sexuales van a determinar, hasta cierto punto, tus niveles de felicidad o frustración. Esto influye de manera significativa en tu manera de relacionarte con el resto de las personas, no sólo con tu pareja o con los más allegados.

¿Qué consecuencias puede tener una racha sin sexo o con experiencias eróticas poco gratificantes? Ya hemos tratado este tema en otras ocasiones, pero de manera general podrían resumirse en:

Disminución de la autoestima: somos más susceptibles a las críticas, estamos más sensibles, sentimos más temores e inseguridades.

Irritabilidad: el carácter se vuelve más agrio, nos mostramos más ‘antipáticos’ frente a lo cotidiano.

Ansiedad: al practicar sexo el cerebro libera  endorfinas y oxitocina que ayudan a rebajar los niveles de estrés. La falta de sexo bloquea esa vía de escape natural a las tensiones del día a día.

Problemas inmunológicos: tu cuerpo no está tan en forma para defenderte de virus y bacterias, por lo que existen más posibilidades de que caigas enfermo.

Aumenta el riesgo de padecer problemas de erección y cáncer de próstata. Eyacular con asiduidad ayuda a eliminar del cuerpo sustancias potencialmente dañinas y mantiene en forma los tejidos del pene.

No es una cuestión de tener o no pareja. Más allá de aspectos emocionales o afectivos, el sexo es una necesidad fisiológica como la de comer o dormir. Las cuestiones de salud y bienestar y la forma en que éstas afectan a tu personalidad y a tu manera de relacionarte (con los amigos, con la familia, en el ámbito laboral…) son motivos más que suficientes para que te plantees en serio lo de mejorar tu sexualidad.

Afronta el próximo año con nuevos propósitos sexuales

Ya tenemos bien aprendido eso de que el sexo cumple funciones mucho más amplias que la meramente reproductiva. Es una actividad que forma parte de lo cotidiano. Un vehículo de comunicación íntima y una garantía de salud y bienestar tanto a nivel físico como mental.

¿Tu vida sexual no pasa por uno de sus mejores momentos? En estas circunstancias, alcanzar la plenitud de la felicidad te resultará mucho más complicado. Lo primero es identificar aquellos aspectos en los que está fallando. Lo segundo, actuar sobre ellos. Estos propósitos sexuales para el año nuevo te ayudarán a aprobar con sobresaliente en aquellas asignaturas eróticas en las que apenas llegas al aprobado.

Propósitos sexuales para quienes ya tienen pareja

Propósitos sexuales parejas

Piensa en sexo. Parece muy básico, pero a veces se nos olvida. Deja que esas imágenes eróticas que tanto te excitan visiten tu mente al menos una vez al día. Es una manera estupenda de incrementar el deseo y con ello la frecuencia de tus relaciones sexuales.

Experimenta. Plantéate el año nuevo como un laboratorio en el que poner a prueba tus fantasías y anhelos sexuales. ¿Qué te parecería grabar tu propia peli porno?

Deja de fingir los orgasmos. En serio, ¿cuánto tiempo piensas mantener esta farsa? Si no alcanzas el clímax es porque hay un problema de fondo. Reclama el placer que te mereces a través de una comunicación más fluida con tu pareja.

No te olvides de la masturbación. Tener pareja no tiene por qué poner límites a la autoexploración. Encuentra tu momento y tu lugar para seguir descubriendo tu cuerpo en soledad.

Regálate una escapada sexual. Planea un fin de semana en el que puedas liberarte de prejuicios y tabúes para hacer todo lo que nunca te atreviste a hacer con tu pareja.

Propósitos sexuales para los solteros

Propósitos sexuales solteros

Sé más selectivo. Lo de practicar sexo con muchas personas diferentes no está nada mal. Pero tal vez ha llegado el momento de replantearse hasta qué punto la cantidad es mejor que la calidad. Si no va a ser el encuentro perfecto, ¿para qué tomarse la molestia?

Mejora la seguridad. No dejes que los deslices tengan cabida en tus relaciones esporádicas. En 2019 tu máxima debe ser la de garantizar la protección de todos tus encuentros sexuales.

Expande tu repertorio como amante. Párate a pensar en cómo suelen ser tus encuentros sexuales. No dejes que se centren únicamente en el coito. Existen muchas otras actividades excitantes antes de la penetración.

Siéntete sexy. Sal a la calle cada día pensando “porque yo lo valgo” y mantén esa actitud también en la intimidad. No hay nada más excitante que una persona tan segura de sí misma.

Abandona la soltería. ¿No sería un cambio radical? Tal vez va siendo hora de que empieces a experimentar tu sexualidad desde una nueva perspectiva. Es posible que te lleves una grata sorpresa.

Existe una estrecha relación entre sexo y felicidad. No es que una no pueda existir sin el otro, una vida de sexual plena es una fuente de felicidad. El  sexo es una excelente herramienta natural para aumentar tu felicidad. No quiere decir que sólo mejorando tu sexualidad, automáticamente seas más feliz pero ayuda ¡y mucho!

Por encima de todos estos pequeños retos de los que hemos ido hablando para mejorar tu vida sexual, sería importante  marcarte una meta mucho más amplia: alcanzar la plenitud, aquello que para ti representa la felicidad absoluta. ¿A que suena bien? Pues ya puedes ponerte manos a la obra, ¡tienes todo un año por delante para conseguirlo!

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *