Ligar en la oficina: seducción en horario laboral

Entre fotocopias, reuniones, cafés y pausas para fumar, seguro que ya has tenido tiempo de fijarte en ese compañero de trabajo especialmente simpático con el que parce que además de buen rollo empieza a haber algo de flirteo.¿En serio te vas a quedar de brazos cruzados? Si quieres ligar y tener éxito, vas a tener que ponerte las pilas.

La próxima fiesta de Navidad queda a años luz y, aunque es cierto que ese tipo de celebraciones son tu mejor baza en el juego de ligar con alguien del curro, no debes desestimar otras opciones. Ligar en la oficina es mucho más sencillo de lo que parece. ¡Y te lo digo por experiencia! Llevo casi ocho años saliendo con el compañero de trabajo que me hacía tilín.

Eso sí, tienes que tener claro que si el tiro te sale por la culata, el tema podría tener consecuencias… Pero si no asumes ese riesgo te vas a quedar siempre con la duda de lo que podría haber sido. Así que ármate de valor y lánzate al ruedo. Aquí tienes algunos consejos útiles para lograr tu objetivo.

Niveles de dificultad a la hora de ligar en la oficina

1. Ligar con tu jefe: apuntando alto (Nivel Rojo)

Si Bridget Jones pudo, ¿por qué tu ibas a ser menos? Ligar con el jefe no es tarea sencilla: juegas en desventaja y sobre terreno resbaladizo. Así que es importante que hagas un buen trabajo de campo antes de ponerte en acción.oficina_001

No somos idiotas: sabemos perfectamente cuándo un tío nos está tirando los tejos. Si es él el que toma la iniciativa, lo tienes más fácil. Si eres tú la que va a llevar las riendas, prepárate para un juego de seducción muy sutil hasta que veas claro que lo tienes a tiro.

Tips de ligoteo:

  • Ni se te ocurra comentar tus intenciones con otros compañeros de trabajo: como mucho, pide consejo a alguien ajeno a ese círculo. Cuantas menos personas implicadas en el proceso, menos complicaciones.
  • Marca distancias desde el principio: procura que lo profesional y lo personal nunca se mezclen. Que quede bien claro que no eres una trepa y que lo que te interesa no es un trato de favor en la oficina, ni un aumento de sueldo ni un despacho con vistas al parque.
  • Aprovecha los momentos a solas con él: esos minutos después de una reunión, a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde son perfectos para un acercamiento. Mantente siempre alerta para desviar la conversación hacia temas más personales que te permitan conocerle y darte a conocer.

2. Ligar con un compañero: de igual a igual (Nivel amarillo)

oficina_002Estar en igualdad de condiciones te pone en posición de utilizar armas de seducción que en principio no se te ocurriría utilizar con tu jefe. Con un compañero de trabajo probablemente tengas más contacto a lo largo del día y, por lo tanto, la posibilidad de interactuar con él en ambientes que no son estrictamente profesionales.

Lo peor que te puede pasar si algo se tuerce es que vas a tener que verle el careto a este tipo todos los días, de lunes a viernes, de 9:00 a 18:00. Pero seamos siempre positivas: lo de mujer despechada y “te vas a enterar de lo que te has perdido” también puede ser muy divertido.

Tips de ligoteo:

  • Una vez más, mejor en secreto: si la cosa funciona, ya saldrá a la luz, Si no funciona, no tendrás que dar explicaciones a nadie. Y si únicamente se queda en un rollete, tendrás una buena anécdota que contar cuando veas el momento de hacerlo.
  • Conviértete en el alma de la fiesta: organiza una cena, una fiesta o cualquier actividad que implique quedar con él y otros compañeros fuera del horario de oficina. Éste es el momento de acortar distancias.
  • En la oficina, juega al “sí pero no”: aprovéchate de esos encuentros casuales en la fotocopiadora y la máquina de café para tener más contacto con él. Pero no lo des demasiada importancia y verás cómo es él el que te busca la próxima vez.

3. Ligar con el chico de los recados: jugando con ventaja (Nivel Verde)

Aparece por la oficina de cuando en cuando y siempre tiene una broma o un comentario para tí. Estos chicos de los recados suelen ser simpáticos con todo el mundo (especialmente con las féminas), pero si tu oficina_003intuición te dice que en tu caso hay algo más, aprovecha para seguirle el juego.

Tips de ligoteo:

  • El ascensor, tu gran aliado: no tendrás muchas oportunidades de estar tan cerca de él como acompañándolo en el ascensor. Siempre con mucha discreción, analiza cuál es su rutina y provoca ese encuentro para intercambiar unas palabras de más.
  • Despliega tus antenas y que no se te escape ni una: observación, querida, mucha observación. Tienes que estar atenta no sólo a lo que te dice sino a lo que le dice a los demás. ¿Que va a ir al concierto del próximo fin de semana? ¿Que le gusta el bar al que está al otro lado de la calle? ¿Que desayuna chocolate con churros? Todos estos temas son una valiosísima fuente de conversación.
  • Si no da el paso, ¿a qué esperas?: por lo general, si está interesado en ti ya se te habrá adelantado porque estos chicos tienen bastante iniciativa. Pero si te has topado con el más tímido, no te cortes y da tu el paso. Con la información que ya manejas, seguro que se te ocurre un plan para una primera cita que no suene demasiado íntimo.
¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *