Leyes sexuales: no todo está permitido

Leyes sexuales

Aunque en este blog somos muy liberales, ya sabemos que por cuestiones de sentido común hay ciertas prácticas sexuales que son indefendibles. Pero se ve que en algunos rincones del planeta la gente se dedica a hacer cosas verdaderamente raras porque hay leyes sexuales que prohíben prácticas de lo más estrafalarias.

¿Regulación o intransigencia?

Es una pregunta que te propongo que te hagas ahora y al final de este post. El sexo debe ser entendido como una actividad catártica, libremente aceptada por quienes la practiquen (si hay más de una persona involucrada en el acto), consciente, deliberada, sana y saludable. También en el caso de la masturbación. ¡Sólo faltaba que una ley me fuera a decir cómo, cuándo y dónde me puedo tocar! O peor aún, ¡que me lo prohibiera por completo!

Pero resulta que en el mundo todavía no han inventado una ley para que a los abuelos se les prohíba colarse en las cajas del supermercado (algo bastante útil), pero sí existen leyes para prohibirte que practiques sexo con la luz encendida (y eso que ya habíamos hablado de sus beneficios en otro post).

Por otro lado, ¿quién controla estas leyes? ¿La policía del sexo? Porque no me imagino a un tipo uniformado tocándote en la puerta a las tres de la madrugada gritando “¡Abra inmediatamente! ¡Está usted practicando sexo con su mujer y una bombilla de 40W encendida! ¡Y encima no es de bajo consumo! ¡Criminal!”.

Conoce las leyes sexuales de tus países de destino

Aunque sean prácticas poco comunes y tú lo más raro que has hecho haya sido masturbarte con una foto de Karina, no viene de más conocer algunas de estas leyes sexuales, aunque sólo sea por curiosidad, ya que es posible que muchas de ellas no te pillen ni de refilón.aliento

  • En la ciudad de Alexandría (Minnesota, EEUU), las mujeres están de suerte. Tienen derecho a denunciar a sus maridos en el caso de que les hagan el amor si el aliento le huele a sardinas, a cebolla o a ajo.
  • Menos afortunadas son las parejas rusas. Como las pillen dándose un beso apasionado en la calle les puede caer una suculenta multa. La cuantía depende de lo pasional que la autoridad determine que ha sido el beso.
  • En Romboch (Virginia, EEUU) sólo se puede hacer el amor con la luz apagada. Una obsesión por el ahorro de energía que se extiende a otros estados y que al parecer también aparece recogida en las leyes de la ciudad de Budapest (Hungría).
  • Y hablando de ver o no ver. ¿Sabías que los ginecólogos de Bahrein sólo pueden examinar las vaginas de sus pacientes a través de un espejo? Se considera que de esta manera se evita su posible excitación, por muy profesionales que sean.
  • Algunos países llevan muy mal el tema de la excitación, incluso cuando es en solitario. Como te pillen masturbándote en Indonesia no sólo puedes acabar en la cárcel sino que además se trata de un delito penado con la decapitación. ¡Eso sí que sería perder la cabeza por el sexo!
  • Pero no hace falta irse a países tan exóticos. Dos de mis leyes sexuales favoritas, por lo absurdas que resultan, están en EEUU (que si te fijas, es el país que se lleva la palma en esta escueta lista de restricciones he hecho). Una de ellas es la del estado de Washington. Al parecer, por un error de redacción (no, se explica de otra manera), los hombres tienen prohibido acostarse con mujeres vírgenes. Por otro lado, la de los hoteles de Sioux Falls, en Dakota, que establece que en las habitaciones sólo puede haber dos camas, que todas tienen que estar separadas por una distancia de 70 cm y que está terminantemente prohibido practicar sexo en ese espacio entre ambas.
¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *