Lencería erótica ¿Qué color va conmigo?

Lenceria eroticaLa lencería podría definirse como el arte de insinuar pero sin mostrar. Los encajes o las transparencias resultan mucho más sensuales que la desnudez en sí misma. Además, la ropa interior siempre tiende a moldear la figura y a resaltar los encantos naturales, no solamente en el interior sino también en el exterior. De este modo, la lencería pasa de ser algo funcional a algo estrictamente necesario y va incluso más allá, al internarse en todo un mundo de imaginación y fantasía donde no falta ningún elemento: braguitas, sostén, ligas, medias o corsés.

En ellos suele predominar el negro, pero cada vez más aparecen otros tonos más vivos e incluso hasta el blanco deja de ser inocente. De hecho, existen estudios que describen la personalidad de las mujeres según el color que usen. Así, el blanco lo suelen usar muchachas inocentes o que así lo utilizan para pasar como tales. El negro es perfecto para disimular cualquier tipo de imperfección. Como ya hemos dicho, es un clásico por antonomasia. Sin embargo, el color carne se utiliza estrictamente para nunca ser enseñado pues es el más aburrido de todos. Quienes se decantan por el color verde denotan una gran personalidad. El rojo es el más erótico aunque el amarillo no deja de expresar alegría.

Como los estudios no faltan, también se ha demostrado que el uso de la lencería sexy incrementa la confianza de las mujeres, sobre todo si se encuentran al comienzo de una relación sentimental. De modo que no resulta raro que cambiar del beis al rosa denote un cambio anímico interior. Además, en función de la talla de la mujer, suele irle mejor un color o una prenda concreta. Para las tallas grandes, el color negro y las tangas resultan perfectas, pues no se marca la piel en los lados. Por su parte, los culottes resaltan las caderas. Además, el talle alto se ajusta mejor en mujeres de baja estatura.

La lencería antiguamente se adquiría directamente en comercios denominados, precisamente, “lencerías”. También se podían comprar en muchas mercerías. En la actualidad, cualquier centro comercial y grandes almacenes posee su planta propia dedicada a las prendas íntimas. En ella se dan cita las mejores marcas, en las cuales se debe confiar si se desea resultados perfectos. Se puede igualmente comprar directamente en Internet en numerosas tiendas de ropa, especializadas o generales, e incluso hasta adquirir lencería erótica en sex shops.

lenceriadiversual4

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *