La primavera la sangre altera

La primavera la sangre altera

El calorcito, el cambio de vestuario, pasar más tiempo en la calle… ¿Pensabas que era casualidad eso de que la primavera la sangre altera? Está demostrado que esta época es uno de los mejores momentos del año para practicar sexo y te voy a explicar por qué.

Si el cuerpo te pide marcha… ¡adelante!

Cuando ya tengas dominado el tema de las horas que te resultan más adecuadas para practicar sexo por tu tipo de actividad y de personalidad, tal vez es el momento de que te hagas la siguiente pregunta: ¿en qué época del año estoy más sexualmente activo?

Muchos de vosotros pensaréis que se trata del verano, pero está demostrado que eso de que la primavera la sangre altera no es un dicho casual. La naturaleza es sabia y ya habrás visto que éste es también el momento en el que muchas especies se reproducen. No hay más que salir a la calle para ver las aceras cubiertas de polen o prestar algo de atención para escuchar a los gatos de los vecinos dando la coña toda la noche.

En cierto modo y de manera algo más sutil que en el verano parece que todas las especies, incluyendo a los humanos, estamos buscando perreo. Y si de un modo tan natural el cuerpo te está pidiendo marcha, ¿por qué no dársela?

Amor en primavera

Motivos por los que la primavera la sangre altera

Más allá del dicho hay unas causas que podríamos analizar con más detalle para que te des cuenta de que el refranero popular se construye sobre verdades como templos.

1 Alimentos con propiedades afrodisíacas: la naturaleza nos lo sirve en bandeja y resulta que en esta época del año la fruta de temporada es la más erótica del calendario. Por un lado tenemos las fresas, que como ya hemos dicho en muchas ocasiones, despiertan la libido. También empezarás a ver en el supermercado las primeras sandías, que además de ser súper refrescantes y dar mucho juego en las prácticas eróticas, también tienen un fuerte componente afrodisíaco. Y por último algo que seguramente no te esperarías que fuera tan erótico. Aunque haga que el pipí huela un poco mal, los espárragos son un alimento que levantará tu libido de una forma muy sana y natural.

2 Las horas de luz: hablando de afrodisíacos naturales, no hay nada más estimulante que la luz del sol. Gracias a ésta se elevan en el cuerpo los niveles de vitamina D y con ella aumenta la producción de testosterona, la hormona del deseo. Así que aprovecha mientras puedas para tostarte al sol: tendrás tu recompensa como amante.

3 Sencillamente, te ves mejor: durante la primavera se produce en las mujeres un incremento en la producción de la hormona luteninizante asociada a la ovulación. Gracias a ella no sólo las chicas se sienten más atractivas sino que también las ven así sus parejas o sus potenciales parejas. Parece ser algo relacionado con nuestra herencia genética y con la interpretación de la ovulación como un síntoma de fertilidad muy positivo.

4 Más actividad, más sexo: el apalancamiento nunca ha sido un buen consejero, para nada de lo que te propongas, y mucho menos para el sexo. Con la llegada de la primavera, del buen tiempo y de los días más largos, lo normal es sentirse más activos. Sales más de casa, haces más vida social e incluso te da por ponerte esas zapatillas que tenías escondidas en un rincón del armario y salir a correr. ¡Bien por ti! Esa es la mentalidad positiva que te ayudará a mantener siempre altos tus niveles de hormonas sexuales para que no decaigan la pasión y el deseo. La primavera a sangre altera, pero tienes que poner un poco de tu parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *