La inyección en el clítoris que transforma los orgasmos

Inyección en el clítoris

Con tal de obtener orgasmos más potentes y placenteros, muchas mujeres están dispuestas a hacer lo que haga falta. Entre todas las prácticas existentes para mejorar la vida sexual femenina, una de las más originales es la de la inyección en el clítoris, popularmente conocida como el ‘pinchazo del orgasmo’.

El curioso origen de la inyección en el clítoris

Hace ya casi una década, el despacho del doctor Charles Runels en Alabama (EE.UU), se convertiría en el escenario de una de las aportaciones más grandes de la medicina a la sexualidad de la mujer. Sucedió, curiosamente, un 14 de febrero, cuando su amante irrumpió en el despacho y le pidió un único regalo para un día tan señalado: que le inyectara sangre en el clítoris.

La petición resulta muy peculiar, así que vamos a ponernos en antecedentes. Resulta que este tal Runels llevaba ya un año inyectándose su propia sangre en el pene y los resultados estaban siendo muy satisfactorios. Su amante, consciente de esta significativa mejora en el rendimiento sexual del doctor, estaba decidida a experimentar lo mismo.

¿Puede una inyección en el clítoris transformar la intensidad, la duración y el placer que experimentas durante tus orgasmos? Parece ser que sí. Al menos, este invento es el que ha hecho popular el nombre de Charles Runels en todos los rincones del planeta.

El procedimiento O-Shot: la inyección en el clítoris que revolucionó el orgasmo femenino

No te vayas a pensar que hicieron falta muchos meses y numerosas investigaciones para poner en marcha este experimento. Runels no dudó ni un segundo en tumbar a su pareja en la camilla y ponerse manos a la obra.

El procedimiento no era para nada complicado. Tan sencillo como extraer sangre del brazo con una jeringuilla, someter la extracción a un proceso de centrifugado que permitiera mejorar la calidad del plasma en plaquetas e inyectarla nuevamente en determinados puntos del clítoris y la vagina.

Orgasmo femeninoEl resultado de esta primera inyección en el clítoris fue todo un éxito. La feliz pareja de Runels aseguraba haber experimentado los mejores orgasmos de su vida gracias a esta intervención. El doctor no podía estar más contento tanto en su vida personal como en la profesional. Y es que este procedimiento terminaría convirtiéndose en una de las intervenciones más populares para la mejora del placer sexual femenino: el ‘O-Shot’ o, lo que es lo mismo, la ‘inyección orgásmica’.

Alcance real y coste de la inyección en el clítoris

La medida propuesta por Runels no tardaría en hacerse famosa. ¿Un pequeño pinchazo que es capaz de proporcionar orgasmos explosivos? No hace falta demasiado trabajo de marketing y publicidad para vender un producto tan atractivo como éste.

Hasta el día de hoy, más de 25.000 mujeres en todo el mundo se han sometido al procedimiento de la inyección vaginal con un porcentaje de éxito superior al 80 %. Con unas cifras tan alentadoras, ¿no crees que vale la pena probar?

Eso sí, la ‘inyección orgásmica’ te va a costar un dinerillo. En concreto, unos 1.200 € por cada dosis, un precio base que se puede incrementar notablemente si tenemos en cuenta que hay pacientes que, para experimentar todos los beneficios de esta revolucionaria técnica, tienen que pincharse en más de una ocasión.

La parte positiva es que apenas notarás la inyección en el clítoris, ya que se realiza con una aguja muy fina y empleando una crema anestésica. Además, los resultados son prácticamente inmediatos, de manera que podrás empezar a disfrutar de las ventajas de la ‘inyección orgásmica’ en cuanto salgas de la consulta.

Más allá de todo el revuelo que se formó en torno a la aparición de esta técnica, los expertos en sexualidad femenina todavía se siguen cuestionando la verdadera validez del O-Shot. No obstante, y a juzgar por las estadísticas y por el nivel de satisfacción de las usuarias, todo parece indicar que este procedimiento tiene su fama bien merecida.

Y los hombres, ¿disponen de alguna opción similar?

Según argumenta su creador y las mujeres que ya se han sometido a esta sencilla intervención, la inyección en el clítoris ayuda al rejuvenecimiento del ‘sistema orgásmico femenino’, incrementa el deseo sexual y favorece a la estimulación. En definitiva, te permite alcanzar orgasmos mucho más placenteros.Inyección para hombres

Sería una lástima que los hombres se quedaran al margen de una experiencia así, ¿no crees? Sobre todo teniendo en cuenta que todo este inventó se generó a partir del autotratamiento de inyecciones al que se sometía el propio Runels para experimentar con su anatomía.

Pues bien, también hay técnicas similares aplicables a los hombres. En este caso el objetivo principal es el de actuar directamente en los tejidos con acumulación de fibrosis, que son los que impiden mantener erecciones firmes y duraderas. El procedimiento se lleva a cabo también mediante pinchazos en diferentes zonas del pene y su coste oscila entre los 1.600 y los 2.500 €, incluyendo asistencia neurológica y psicológica para abordar también desde esta perspectiva los problemas de erección. La intervención se ha popularizado con el nombre deP-Shot y también ha tenido muy buena acogida entre los hombres.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *