King Out: el rey de las caricias

king out

De toda la vida se ha conocido como petting, pero como estas cosas cambian más de nombre que Melendi de look, desde hace algún tiempo se llama King Out. La cuestión es, ¿sabes en qué consiste?

Cosas de modernos con aires muy tradicionales

Es otra de esas cosas que se ponen de moda sin que sepamos muy bien por qué pero que, si lo piensas un poco, son más tradicionales que los besos de las pelis de ‘Cine de barrio’. Pero oye, que cariciauna cosa no quita la otra. Esto del King Out está muy bien, sobre todo si quieres recuperar parte del romanticismo que a veces se pierde en la pareja por eso de ir a lo rápido y a lo seguro.

Lo que te voy a decir ahora igual no le guste demasiado a tu novio, pero si quieres poner en práctica esto del King Out se va a tener que mentalizar porque es la premisa fundamental. La traducción literal de este término es ‘El rey fuera’. Esto quiere decir que se trata de una práctica en la que el coito no está admitido. De manera que nada de penetración.

¿Ha superado el shock? Que se tranquilice, porque aunque no lo crea, la cosa promete. Es una relación un poco más light, eso sí. Un poco más de peli en blanco y negro, o de adolescentes. Pero eso de vez en cuando también es estimulante, ¿no te parece? ¡Algo diferente!

Hasta los sexólogos dicen que eso de la penetración está un poco sobrevalorado en nuestra sociedad y que ya es hora de poner en práctica otras cosas en nuestras relaciones de pareja. Llegar al orgasmo en pareja sólo a través de las caricias es posible, es saludable y es muy excitante. Sólo hay que ponerse a ello y practicar un poco. ¿Os animáis?

Algunos truquis para practicar King Out

La penetración ya no es el momento estrella del acto sexual, así que vas a tener que echarle mucha más imaginación a tus momentos de intimidad en pareja. Algo que, por otro lado, viene genial, porque quedarse estancados en el esquema de besos, masaje, sexo oral y coito es un muermazo.

Aquí tienes algunos consejos para que pongas a prueba tus artes amatorias cuando te quitamos el plato fuerte y hay que matar el hambre a base de una buena guarnición:

    • Hay muchas zonas del cuerpo que probablemente nunca utilizas cuando practicas sexo. ¡Atrévete con ellas! Puede resultar muy divertido. La parte interna de los brazos, la parte posterior de los muslos… Hasta la punta de las orejas. En general, todo lo que hace cosquillitas de las buenas.
    • Las zonas sensibles no sólo se estimulan con el tacto. Utiliza el resto de los sentidos. La música, el olfato, el gusto. Las palabras también sirven como caricias y pueden resultar mucho más penetrantes de lo que imaginas.
    • No hay nada más erótico que la imaginación. Aprovecha estos momentos para sacar a relucir tu faceta más original. El factor sorpresa es una sacudida de emociones que puede conducirte al orgasmo con más rapidez que cualquier juguete erótico.
¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *