Juguetes sexuales de lujo

Juguetes sexuales de lujo

Si estas navidades estás dispuesto a marcarte un detallazo con tu pareja de esos que hacen historia olvídate de rubíes y diamantes. Al menos en su forma de presentación habitual. Los juguetes sexuales de lujo son la versión erótica de las joyas de toda la vida.

Revisa tu cuenta bancaria antes de hacer planes 

No vayas a dejar las compras para el último momento porque si tu idea era la de compra juguetes sexuales de lujo estas navidades tienes que saber que son artículos exclusivos y no sólo en cuanto al número limitadísimo de accesorios que se fabrican sino en lo que al precio se refiere.

Y cuando hablo de exclusividad en el precio no me refiero a ese iPhone 6 que puedes financiar en El Corte Inglés. ¡Menuda ranciedad! Aquí te estoy hablando de artículos que verdaderamente juegan en otra liga, así que cambia el chip. Para que te hagas una idea: ¿tú te imaginas a la pijísima de Victoria Beckham masturbándose con un vibrador marca ‘La Paca’? Pues ya puedes imaginarte por dónde van los tiros.

Estos juguetitos son verdaderos caprichos. Sin necesidad de probarlos te puedo asegurar que ninguno de ellos te garantiza más placer que los que puedes encontrar en la web de diversual por precios que no te dejarán la cuenta corriente más tiesa que los pómulos de Camilo Sesto, sobre todo si usas alguno de los vales de descuento que os ofrecía hace algunas semanas y que yo, por ser una colabora especial puedo disfrutar. Pero claro, estamos hablando de joyas, de piezas que prácticamente son de coleccionista. Aunque mucha joya y escaso placer me parece una balanza bastante desequilibrada en un juguete erótico.

El top 5 de los juguetes sexuales de lujo

1. El vibrador de Victoria Beckham: 1.400.000 €

Si antes la mencionaba no era por casualidad  (¡con lo mal que me cae!). Dicen las malas lenguas que cuando las ex Spice Girl estaba embarazada de su tercer retoño, su maridito le hizo un regalo de lo más sensual: un vibrador fabricado en platino y en cuya base hay incrustaciones de diamantes de 10 quilates. El juguete es obra del diseñador Peter Stringfellow, propietario de un popular club de striptease londinense. Sólo se fabricaron diez piezas y se comenta que otra de ellas fue a parar a manos de Mick Jagger para su novia L’Wren Scott.

2. The Royarl Pearl: 800.000 €

La joya de la corona es más uno de esos juguetes eróticos de ver y no tocar (un poco absurdo, por otro lado). Fue diseñado por los australianos Colin Burn y Nicole Gallus con zafiros blancos y rosas, diamantes y perlas, para deleite de los amantes del lujo y la sensualidad. De manera simbólica (pues por cuestiones de tacto no resulta muy recomendable su uso, aunque está preparado para ello) este vibrador representa el poder y la riqueza (¡nadie lo pone en duda!). Parece que triunfa en el mercado japonés.

3. Victor Phantasm: 47.000 €Consolador de lujo

Es el dildo con el que los amantes adinerados piden matrimonio. ¿Por qué? Pues porque está diseñado para acoger de manera discreta un anillo de compromiso con 177 diamantes. No en vano es obra de un joyero parisino, Maison Victor, y está fabricado en oro blanco de 18 quilates. Es una pieza muy elegante que re divide en dos partes: la insertable y la base, tachonada de diamantes. La sorpresa es que las dos están enroscadas por una pieza en la que se encuentra el anillo de compromiso. ¿Qué es lo que le dará más gustito a tu pareja?

4. La muñeca más realista del mundo: 18.500 €

¿Cuánto estás dispuesto a pagar por hacer realidad tus fantasías sexuales? Pero hacerlas realidad con un nivel de detalle tan extremo que puedas elegir el punto exacto en el que quieres una peca o una arruguita de la piel. Si tienes mucho dinero hay empresas que están dispuestas a hacer muñecas sexuales a tu medida por estos módicos precios. Hombres o mujeres con curvas y facciones perfectamente definidas para que sean exactamente iguales a ese famoso que tanto nos pone a una persona que conocemos. El tema resulta un poco perturbador.

5. Lelo Inez Gold: 11.900 €

También las marcas comerciales han tenido su momento de máximo glamour con la fabricación de juguetes sexuales de lujo. Es el caso de Lelo Inez Gold, un vibrador fabricado en oro de 24 quilates (también está en una versión de acero inoxidable) que sorprende por su tacto contundente y por las sensaciones de frío y calor que probablemente sería difícil experimentar con cualquier otro material. En este caso el lujo y el placer sí que están en equilibrio, pero no deja de ser un juguete erótico de un precio muy elevado.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *