Jugando al aquí te pillo

Aquí te pillo

El rapidito de toda la vida nunca pasa de moda. Es un tipo de sexo ágil, fresco, sin compromisos. Con una persona a quien conoces o con alguien a quien no volverás a encontrarte en la vida. Jugando al aquí te pillo descubres mucho acerca de tu potencial sexual.

A veces es mucho más que una cuestión de tiempo

Existen multitud de juegos sexuales en pareja y este sería uno más, pero habría que hacer una distinción entre el aquí te pillo estrictamente temporal y el que conecta más con esa parte irrefrenable del deseo. El primero puede ser más una cosa de parejas estables, que viven juntas, que tienen hijos… El pack completo. Es una lástima, pero es la realidad. Llega un punto en que entre unas cosas y otras a veces cuesta encontrar ese momento del día para dedicarle tiempo al sexo y el rapidito es una buena solución.

Por supuesto, siempre es más recomendable tomarse las cosas con calma, no sólo con los preliminares (caricias, masajes, arrumacos…) sino con ese tiempo de relax poscoital que es el que hace que una relación íntima con nuestra pareja sea verdaderamente completa y satisfactoria.

Pero el sexo rápido también es una solución en otro tipo de circunstancias que nada tienen que ver con el tiempo. Por ejemplo en uno de esos momentos en los que has tenido la suerte de toparte con una persona que te pone a mil y sólo existe esa posibilidad de compartir con ella este intenso momento de placer: aquí y ahora. ¿Te atreves?

Claves para que el aquí te pillo sea un éxito

Desde luego, a menos que tu vida sexual sea tan activa como la de Charlie Sheen, lo de tener este tipo de relaciones esporádicas y súper espontáneas no es algo muy común.  Eso no quiere decir que en alguna que otra ocasión no se te presente la oportunidad de liarte con alguien en circunstancias que no son las más comunes y que requieren un extra de rapidez por ambas partes.

Y para algo tan rápido, ¿merece la pena? Definitivamente sí. El calentón suele ser tan grande que no vas a tener ni tiempo para pensártelo. En estos casos, lo que cuenta no es el tiempo sino
el grado de excitación
, el momento, la intensidad y el recuerdo que te vas a quedar para contárselo a las generaciones futuras: “Aún recuerdo yo aquella vez que me lie con uno en los baños de una gasolinera….”.

Con todo, si tienes reflejos rápidos y sabes identificar al vuelo uno de esos momentos de aquí te pillo con un desconocido, aquí van algunos puntos a tener en cuenta para que todo sea perfecto:

  1. Esto no es una peli porno: no te crees expectativas irreales porque no se van a cumplir. Mantén el listón a una altura moderada y confórmate con lo que venga. Así siempre tendrás opción de llevarte alguna sorpresa positiva.
  2. No te compliques demasiado: sé pasional pero no te lo montes rollo contorsionista porque no es el momento ni el lugar. Los clásicos nunca fallan. Añade un extra de entrega y Sexo rápidoquedarás divinamente.
  3. Mantén la concentración: van a ser unos minutos, así que no te pongas a pensar ahora en los nuevos estrenos de Netflix. Este momento requiere muchísima entrega para mantener la excitación al máximo nivel desde el principio hasta el final.
  4. Es mejor ir al grano: precalentamiento mínimo y escasas palabras. Jugando al aquí te pillo te darás cuenta de que pasar de 0 a 100 es algo que en momentos de tanta intensidad y deseo sexual pueden hacer igual de bien los hombres y las mujeres.
  5. Sexo rápido, sexo seguro: por muy rapidita que vaya a ser la historia, no olvides tomar precauciones. No te la juegues ni por unos minutos ni por horas de placer cuando tienes al alcance de la mano todos los medios para divertirte de forma segura.

Este tipo de sexo no sustituye ése otro, el que te tomas con calma, el que lleva su tiempo, el que tiene más juego y es más duradero. Pero tampoco resulta algo contraproducente para tu salud sexual si sabes sacar provecho de estas situaciones. Si eres de los afortunados o afortunadas que recientemente ha tenido una experiencia de aquí te pillo, ¿a qué estás esperando para compartirla con nosotros en el blog?

 

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *