Hacerse fotos y vídeos practicando sexo

Fotos

Normalmente todo comienza por un juego entre dos: que una foto picante, que otra con ropas sexys, que dejamos las prendas para cuando hay que salir, hasta que se pasa al vídeo donde al principio se muestra un poco y el entusiasmo hace que terminen filmando todo el acto sexual; de ahí a colgarlo en algún sitio público solo hay un paso. Hay quienes llegan a contratar a un profesional para realizar la grabación, dado que es una fantasía sexual compartida.

Sin dudas la sexualidad tiene su centro en el cerebro, donde nace la famosa libido que es la que se alimenta con el tan mentado morbo. Esta es la razón de que desde tiempos inmemoriales, las parejas busquen formas de hacer más excitante todo lo que rodea al acto sexual en sí y con las nuevas tecnologías hacerse fotos o vídeos practicando el acto sexual está al alcance de cualquiera.

Si a eso le sumamos que el ser humano es curioso por naturaleza, aprende por imitación pero siempre quiere superarse a sí mismo, allí está la explicación de por qué pululan por la red cientos de miles de vídeos caseros de diferentes parejas normalitas, haciéndoselo en su casa, en el jardín o en sitios cada vez más exóticos y/o indiscretos.

Quienes se filman o se hacen filmar, suelen intentar que no se les vea la cara, ya sea mientras hacen la grabación o posteriormente emborronándolas en el vídeo (esto ya es mas de un profesional), sobre todo si piensan compartir de alguna manera el resultado, porque mas allá de haber dominado el pudor inicial, siempre existe el miedo de que les reconozcan y sus amigos y familiares les reprochen algo.

Algunas de las ventajas de hacerse fotos y vídeos practicando el acto sexual son: que además del morbo de montárselo con una cámara filmando, les da a las parejas la oportunidad de tener una perspectiva completamente diferente de su propia relación que puede ayudarles mucho y ser hasta didáctico y que en ese vídeo tendrán fuego sexual guardado por mucho tiempo, ya que el solo hecho de saber que existe, implicará excitación y sexo.

Entre las desventajas está el hecho de que en la mayoría de los casos los vídeos no se parecerán en nada a los montajes porno que pueden verse en cualquier sitio de la red, por lo que no debe haber falsas expectativas en ese sentido cuando se proceda a la filmación. Para evitar que un momento de pasión lleve a cometer algo de lo que se puedan arrepentir, lo fundamental es hablar muy bien el tema y contar con la confianza y el compromiso de la o las otras partes que intervengan en la filmación de que ésta no se hará pública de ninguna manera ni en ninguna circunstancia (por celos, bromas, peleas, venganza, etc.)

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *