Menos distracciones para fomentar el sexo

Fomentar el sexo

Los jóvenes de ahora, los denominados millenials, no parecen mostrar el mismo interés por el sexo que las generaciones que los preceden. El problema ha llegado hasta tal punto que algunas ciudades del mundo ya han puesto en marcha originales técnicas para evitar las distracciones y fomentar el sexo.

Los millenials tienen menos sexo que la generación anterior

Es un hecho demostrado y además la explicación de este fenómeno resulta muy fácil de entender. Los millenials o generación Y (jóvenes nacidos entre las décadas de 1980 y 1990) no parecen tener demasiado interés por compartir su intimidad con otras personas y mucho menos para mantener relaciones sexuales.

El estudio Archives of Sexual Behaviour llevado a cabo por la Universidad de San Diego pone en alerta a todos los países desarrollados: allí donde hay tecnología, entretenimiento, redes sociales y a posibilidad de interactuar con otras personas de manera remota, los niveles de sexo son muy inferiores.

Estas cifras, en comparación con las de la generación anterior, ponen de relieve que los jóvenes entre 18 y 30 años de 2018 practican menos sexo por semana que los de aquella generación X, nacidos entre la década de los 60 y los 70. ¿A quién le echamos la culpa? Principalmente a la tecnología, aunque también hay otros factores de tipo social y laboral que están influyendo en este curioso cambio de tendencias.

Ideas originales para fomentar el sexo

Hace ya algunos meses hablábamos de una curiosa propuesta de un concejal de Suecia para fomentar el sexo. Per-Erik Muskos llevó al pleno del Ayuntamiento de Overtornea una moción para exigir que los trabajadores de su ciudad pudieran disponer libremente de una hora de su jornada laboral para mantener relaciones sexuales. En lugar de una breve pausa para tomar un café o salir de la oficina a fumar un cigarrillo, la iniciativa del concejal respondía a una necesidad fisiológica mucho más importante: practicar sexo con tu pareja.

Si entonces la propuesta me pareció curiosa, más aún me lo ha parecido lo que recientemente ha expuesto una legisladora taiwanesa. Dos de los principales Cortar la luz para fomentar el sexoproblemas actuales del país son la crisis energética y el envejecimiento de la población. ¿Habría alguna manera aunar la solución para ambas cuestiones? Parece ser que sí, aunque la iniciativa es un tanto radical.

En opinión de la legisladora la legisladora Lin Ching-yi, una de las soluciones más rápidas, sencillas y eficientes sería cortar el suministro eléctrico de la ciudad. Bajo estas premisas presentó su peculiar iniciativa durante una sesión de interpelaciones parlamentarias al ministro de Protección Medioambiental de Taiwán, Lee Ying-yuan, y su propuesta no tardó en ser difundida a través de las redes sociales.

Los cortes de electricidad se llevarían a cabo por las noches, a eso de las 22.00 horas. De esta manera se conseguiría que los ciudadanos no se quedaran trabajando en sus oficinas (sí, en Taiwan parece que se estila mucho eso de quedarse trabajando hasta tarde…), ‘obligándolos’ a marcharse a casa antes. Claro, en casa, a las 22.00 horas, sin luz, sin Netflix, sin PS4 y, quién sabe, que igual hasta te has olvidado de cargar el móvil… Pues poco hay que hacer excepto ponerte cariñosón con tu pareja.

Al menos eso es lo que piensa Lin Ching-yi, que se ve que esto de los cambios de luz le afecta mucho o que no conoce la existencia de ese gran invento llamado batería o pilas recargables. Aunque, para ser justos, lo cierto es que la propuesta forma parte de un par de medidas para fomentar el sexo mucho más amplio.

Incentivos para aumentar la natalidad en el país

Actividades para solterosEn Taiwan han pensado en todo un plan de renovación de la población en el que fomentar el sexo se ha convertido en una de las prioridades de sus políticas sociales. Hace bien poco se inauguraba en Taipe un programa de actividades exclusivamente para solteros con el fin de generar contacto humano y hacer surgir la chispa entre hombres y mujeres. Esta especie de First Dates a amplia escala se ha marcado el objetivo de incrementar el número de matrimonios en el país y con ellos la natalidad. No en vano, Taiwan tiene un serio problema de envejecimiento de la población y tiene uno de los índices de natalidad más bajos del mundo.

Pero, ¿fomentar el sexo es fomentar el hecho de tener hijos? No, porque digo yo que con lo avanzados que están en Taiwan habrá hasta un chip anticonceptivo o algo así. Sin embargo, aquellas parejas que se decidan a tener sexo no sólo por placer sino con el objetivo de procrear, reciben interesantes incentivos. Ah…. Eso ya es otra cosa.

 

¿Crees que en España cambiarían mucho las cosas si el Gobierno propusiera planes para incentivar la natalidad? Aquí ya apagamos la luz en cuanto podemos porque las facturas eléctricas nos revientan el presupuesto de cada mes y practicamos sexo porque es una actividad muy divertida y además, ¡gratis! No sé si somos tan diferentes de los taiwaneses en estas cuestiones, pero lo cierto es que a veces tengo mis dudas en si nos hemos vuelto más perezosos a la hora de tener hijos o es que esta experiencia vital tan importante ya no resulta viable en los tiempos que corren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *