El arte del beso

El arte del besoEl beso es la expresión íntima por excelencia en las relaciones humanas. Son la muestra no verbal de calidez y cariño del ser humano más utilizada, y universal en la mayoría de civilizaciones. Se utiliza para expresar los sentimientos, las pasiones y los deseos a través de la boca, los labios y la lengua.
Igual que cada persona, cada beso es un mundo, la forma de hacerlo, la situación, la intensidad y toda una larga lista de características servirán para interpretar lo que quieren decir. Inclusive la sensación subjetiva del receptor es importante en la misma interpretación. Sin embargo, en Diversual hemos querido analizar las formas más curiosas del mismo con los 5 besos más curiosos que hemos encontrado:

El piquito de pareja
Hemos querido empezar con este por ser el más soez de todos por carecer casi por completo de sustancia. Su simpleza lo sitúa en uno de los más utilizados en la mayoría de las parejas, y es sin duda el más usado en público. Se trata de un beso/saludo entre parejas, un contacto rápido y efectivo. Los labios se juntan fugazmente haciendo el gesto del beso y produciendo un pequeño sonido. Cumple las condiciones de ser una muestra de cariño que se puede usar en público y es práctico para los “hola” y “adiós” en las parejas.
El beso de vaca
Simula el beso que nos daría una vaca. No se utiliza demasiado en la actualidad debido a que es bastante húmedo y requiere limpiarse después del mismo. Se basa es un lengüetazo, lo más baboso posible, a través de la mejilla de la otra persona. No es lo más efectivo si se busca una reacción pasional pero puede resultar divertido.
El beso esquimal
También se conoce como el beso del gnomo. Todos hemos escuchado que los esquimales no utilizan los labios para besarse. Se trata de frotar las narices de izquierda a derecha un par de veces y ahí queda todo. Es simple y apto para menores de edad. Quizá es la razón por la que David el Gnomo utilizaba este tipo de besos con su mujer.
El beso eléctrico
Este es quizá el beso de mayor riesgo entre todos. Es el beso que mayor preparación requiere ya que antes de darlo requiere frotar los pies sobre una alfombra durante un rato para conseguir cargar los cuerpos con electricidad estática. Después de esto, sin tocar nada para que no descarguen los cuerpos, se acercan los labios con cuidado. En el momento del contacto una chispa iluminará la habitación. ¡La chispa de la pasión se hace visible por primera vez!
El beso vampiro
Este es el beso más pasional de todos. Es el que despierta mayores sensaciones en la pareja y debe utilizarse con cuidado, ya que por un lado puede despertar pasiones que no teníamos previstas, y por otro lado puede producir dolor en los labios si no se hace con delicadeza. Se trata de besar el cuello de la otra persona con fuerza e incluso morder cuidadosamente los labios de la otra persona en un gesto pasional. Si se hace bien, nuestra pareja empezará a acelerar la respiración ofreciéndonos la prueba irrefutable de que hemos conseguido despertar su pasión.

Hay muchos más besos interesantes que no hemos puesto en esta lista ya que los besos son algo muy personal y característico de cada pareja. Si alguien se anima a describirnos nuevos modos de besar curiosos, estaremos encantados de incluirlos en nuestra lista.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *