Cruceros nudistas: vacaciones sin complejos

Cruceros nudistas

¿Pensabas que el verano ya te estaba diciendo adiós? Tal vez sí, pero si lo hace es agitando un pañuelo blanco desde la cubierta de un crucero repleto de gente desnuda. ¿Te gustaría enrolarte en esta aventura?

Lejos de la oficina, del estrés, de las obligaciones… Y por supuesto, lejos de la ropa. Nunca antes lo habías tenido tan fácil a la hora de preparar el equipaje. Es la ventaja de las vacaciones nudistas: puedes disfrutar de tus vacaciones dejando atrás todas las preocupaciones, incluso esa tan superficial de elegir un modelo para cada ocasión.

Lo de ver a tu pareja en bolas todo el día tiene que ser bastante excitante. Pero, ¿y lo de ver a todo el mundo en bolas todo el día? Encima a bordo en un barco, que por grande que sea no deja de ser un barco con sus más de 2.000 pasajeros paseándose sin complejos por las cubiertas.

Ventajas y desventajas de los cruceros nudistas

Entre las empresas más populares en la organización de este tipo de viajes están Bare Necessities, Carnival Cruise o Castaways. Se dedican a alquilar barcos a otras grandes navieras como Desnudos en el barcoCelebrity Constellation y a acondicionarlos con todos los detalles para que los pasajeros se sientan como en casa. Tan como en casa que se les permite ir desnudos todo el día a excepción de en los restaurantes principales o cuando el barco se encuentra atracado en puerto.

Mientras tanto los viajeros de este crucero nudista pueden disfrutar de su tiempo libre tal como vinieron al mundo, con sus ventajas y sus desventajas. La ventaja es que lo que ves es lo que hay. No hay más ciencia. ¿Se pierde un poco de magia a la hora del ligoteo? Seguramente sí porque, claro, ya no hace falta que le eches mucha imaginación al asunto. La desventaja es que esta situación te puede jugar una mala pasada. Especialmente si eres chico. ¿O por qué pensabas que tu novio nunca quiere acompañarte a una playa nudista?

Por otro lado, a mí es que eso de que vayan marcando el terreno con la huella escrotal o dejando el pavo en cualquier asiento, no me pone nada. Por lo demás, lo de ver a todo el mundo en bolas como si tal cosa es algo que siempre me ha hecho mucha gracia. Sobre todo en circunstancias que resultan de lo más peculiares. ¿Te imaginas a esta setentona cantando un Bingo en pelotas? ¿Y a un señor comprando el periódico con toda la mandanga al descubierto?

Vacaciones nudistas como actividad recreativa, no sexual

Vacaciones nudistasEso sí, que nadie se confunda. No se trata de un crucero en plan Gandía Shore sino de una actividad recreativa. Quienes viajan a bordo de estos cruceros nudistas lo hacen porque tienen muy claro que disfrutan con esa filosofía de vida, sin complejos y con todas las comodidades (e incomodidades) que supone prescindir de la ropa durante todo el día.

Esto no implica que tal vez durante el viaje puedas encontrar al amor de tu vida en esas vacaciones nudistas. Desde luego sería una de esas relaciones que comienzan con un grado de confianza y desinhibición considerable. Por más que lo intento no dejo de imaginarme situaciones de lo más surrealistas en el plano del ligoteo y todas me parecen de lo más divertidas. Por ejemplo, si consigues llevarte a alguien a tu camarote vas a tener que ingeniártelas con los preliminares porque se acabó el tema de desnudaros mutuamente de manera sensual. También te va a quedar bastante claro antes de salir del pub si el chico quiere tema contigo o no. Y lo mejor de todo, no tendrás que preocuparte por si ese día no has hecho tu mejor combinación entre bragas y sujetador.

Eso sí, ya te puedes ir olvidando de subir al Facebook tus fotos de ese crucero tan maravilloso. Es el precio que hay que pagar por navegar completamente a tu aire.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *