Consecuencias de no practicar sexo con regularidad

No practicar sexo

Es tan natural y necesario como comer, dormir o beber agua. Practicar sexo con regularidad te ayudará a sentirte mejor. Y si no te lo crees, comprueba algunas de las alteraciones que se producen en la época de poca actividad. ¿A que he dado en el clavo?

Una necesidad fisiológica que no deberías descuidar

La abstinencia sexual es un estado insostenible que no debería prolongarse durante demasiado tiempo si no quieres sufrir las consecuencias. Éstas se manifiestan a nivel físico, mental y emocional y aunque no te des cuenta muchos de tus problemas actuales pueden estar directa o indirectamente relacionados con la falta de sexo.

Ahora me vendrás con el cuento de que ya te gustaría a ti tener sexo cada vez que te apetece. Pero incluso hasta en esas circunstancias siempre tienes la opción de la masturbación o de recurrir a juguetes sexuales en los que, aunque se pierda la parte del contacto humano, puedes seguir disfrutando del placer físico y de sus beneficios para la salud. En este sentido, hace poco un cliente de Diversual contaba su experiencia en el Laboratorio de pruebas. No tiene desperdicio.

Un test de actividad sexual para amantes perezosos

Cuando hablo de las consecuencias de no practicar sexo con regularidad me refiero sobre todo a esas parejas en las que la rutina ha hecho mella y cuando llega la noche no tienen demasiadas
ganas de fiesta. ¿Te das por aludido? Hagamos una prueba: si tienes al menos tres de los síntomas que te cito a continuación, es posible que necesites elevar tu nivel de actividad sexual.Falta de sexo

  1. Malestar físico: con la escasez de sexo se reduce la producción de serotonina y endorfinas, unas hormonas con efectos analgésicos que mitigan los dolores comunes.
  2. Mal humor: las emociones negativas pueden ser consecuencia de una vida sexual poco activa. En época de sequía estamos más irritables y eso se nota no sólo en la relación con nuestra pareja sino con los compañeros de trabajo, amigos, familiares. ¿Seguro que quieres seguir siendo el pitufo gruñón?
  3. Falta de sueño: no sé cómo lo veis vosotros, pero yo después de una buena sesión de sexo duermo como un angelito. A veces me olvido hasta de ponerme el pijama. ¡Qué felicidad!
  4. Exceso de actividad mental: a ver, que no es malo que le des vueltas a la cabeza. Pero cuando llegas a ese punto niña del Exorcista tal ve es plan de replantearse la situación. Lo peor de no practicar sexo con tu pareja es que, aunque parezca incoherente, no vas a dejar de pensar en practicar sexo con ella. Fantasías frustradas por falta de tiempo o exceso de estrés. No lo permitas.
  5. Piel apagada: se nota en tu rostro, se nota en tu expresión pero sobre todo se nota en el tono y el brillo de tu piel. Practicar sexo con regularidad te permite eliminar toxinas y eso se traduce en unos poros limpios y una tez saludable. No hay maquillaje que disimule que lo que te hace falta es echar un buen… Ya me entiendes.
  6. Inapetencia: esto de la falta de sexo es un círculo vicioso. Cuanto menos lo practicas menos cuenta te das de lo necesario que es. Si necesitas un poco de energía hay muchos productos naturales que te ayudarán a recuperar el apetito sexual.
  7. Soledad: es la peor consecuencia a nivel emocional. Con el sexo se estrechan lazos con tu pareja, aumenta la complicidad, mejora la comunicación.

Ahora piensa en tu pareja. Piensa en el momento en que os conocisteis, el primer beso, el primer contacto sexual, aquel viaje tan especial o aquella locura en el ascensor… ¿No crees que ya va siendo hora de recuperar esa pasión? Créeme, serás más feliz.

1 Comment

  • Hola llevo como un año sin sexo mi vida y le doy el 100% de crebilidad a todo lo que te pasa si no lo practicas con frecuencia , suerte tiene quien lo practique a diario .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *