Cómo mejorar tu comunicación en la cama

Comunicación en la cama

¿Te resulta complicado hablar con tu pareja sobre cuestiones de sexo? ¿Te gustaría que tu pareja te conociese mejor y tú conocer lo que le gusta y lo que no?

Una buena comunicación en la cama es un aspecto esencial para disfrutar de una sexualidad saludable. El objetivo debe ser abrirte al diálogo sin prejuicios ni complejos y mejora la comunicación durante el sexo con el fin de disfrutar más y mejor.

La importancia de la comunicación durante el sexo

Por mucha confianza que exista, hay temas que siguen resultando difíciles de abordar. A pesar de que presumimos de tener una mentalidad abierta con respecto al sexo y es un tema de conversación común entre amigos, es curioso cómo algunas cuestiones son más fáciles de tratar con estos que con nuestra propia pareja. Pero hablar con franqueza acerca de nuestras fantasías, curiosidades o expectativas es imprescindible no sólo para mantener una vida sexual satisfactoria sino para permitir que ésta evolucione.

Nuestra educación, nuestras creencias , nuestra propia forma de ser y hasta nuestras experiencias pasadas, influyen en la forma en la que nos comunicamos con nuestras parejas sexuales. Por otro lado, no es lo mismo comunicarse con una pareja con la que llevas mucho tiempo que con parejas esporádicas.

Tómate un tiempo para responder a estas preguntas: ¿cuántas veces le has hablado a tu pareja de tus deseos más ocultos? ¿Alguna vez se te ha pasado por la cabeza la fantasía de un trío y no se lo has contado? ¿Te gustaría probar posturas  y experiencias nuevas y tampoco lo cuentas? ¿Sientes que  tu pareja no te conoce suficiente? Si has contestado que sí a más de una de ellas, tenemos mucho trabajo por hacer.

Comunicación en la pareja

La naturalidad es tu mejor aliada

Para muchas personas el sexo sigue siendo un tema tabú, incluso en la intimidad de la pareja. Esto representa una importante limitación en el desarrollo de una adecuada comunicación sexual y, en consecuencia, un factor perjudicial para la relación.

Perder ese pudor impuesto generalmente por los convencionalismos sociales, resulta fundamental para mantener la confianza, favorecer al diálogo y proporcionarle a la relación el espacio de comunicación más adecuado. En definitiva, se trata de crear un escenario de naturalidad en el que se puedan tratar todos estos temas sin temor al rechazo, al ridículo o a la incomprensión.

Informar, compartir e innovar: las claves de una sexualidad saludable

No es una cuestión de tiempo ni de confianza sino de trabajo. La comunicación en la cama es algo que debes practicar con frecuencia para que ofrezca resultados satisfactorios. Piensa en esos cursos que se ofrecen para enseñar a hablar en público, tener éxito en una entrevista de empleo o saber convencer al cliente acerca de los beneficios de un producto. La comunicación sexual también emplea sus propias técnicas y herramientas para que haya un intercambio fluido de ideas, dudas o propuestas.

¿Y sabes qué es lo mejor de todo? Que cuanto más la practicas, más fácil te resulta recurrir a ella para manifestar tus apetencias o explicar los problemas que experimentas durante el sexo. Resulta difícil entender que con todos los beneficios que supone abrir este canal de comunicación en la pareja, apenas el 17% de éstas hable de sexo (informe de la farmacéutica Pfizer) y en general sea algo más habitual de tratar con las amistades que con el compañero sentimental.

Por su parte, los expertos coinciden en que no hay buenos amantes sino buenos comunicadores, por lo que las relaciones eróticas con más éxito son aquellas en las que se pregunta y se escucha.

Comunicación sexual

Consejos para mejorar la comunicación en la cama

Cuando la comunicación sexual es escasa o inexistente, las relaciones íntimas están en riesgo de caer en la rutina, provocar aburrimiento y, en definitiva, resultar muy insatisfactorias. Está de vuestra mano evitar que se produzcan este tipo de situaciones. Estos son algunos de los consejos y estrategias más habituales que se escuchan en las consultas de los sexólogos y en las terapias de pareja:

1. Toma conciencia de la situación. Debes convencerte de la importancia de comunicarle a tu pareja tus inquietudes. El miedo a herir sus sentimientos, a exponerte a una situación de vulnerabilidad o a hacer el ridículo son sólo temores derivados de la falta de confianza en uno mismo.

2. No esperes al último momento. ¿Sientes que algo no funciona durante el sexo? Aunque no sepas identificar el origen de esa incomodidad, háblalo con tu pareja. Hazle saber cuáles son las circunstancias incluso en aquellas situaciones en las que no tienes claro qué es lo que está pasando. Entre los dos es mucho más sencillo encontrar una solución.

3. No busques culpables. No cargues con todo el peso de la insatisfacción ni juzgues a tu pareja por sus acciones. La comunicación durante el sexo nunca puede ser juiciosa sino asertiva. Se puede ser franco y directo sin necesidad de herir los sentimientos de la otra persona.

4. Controla tus emociones. Para abordar temas delicados sin imponer tus opiniones, sin generalizar y evitando los juicios es muy importante estar tranquilos, emplear un tono dialogante y estar dispuestos a escuchar. Si la situación no es la óptima para que te mantengas dentro de estos parámetros, es mejor esperar a  otro momento en el que los dos estéis más receptivos.

5. Elige el momento y el lugar. Por ejemplo, no saques el tema de la insatisfacción justo después de haber mantenido relaciones con tu pareja porque puede resultar muy frustrante para ella. Hay que tener tacto y escoger el contexto adecuado para introducir los temas más problemáticos. Sin embargo, si se trata de hablar de fantasías, de ilusiones o de propuestas eróticas, el campo de actuación es mucho más amplio y el factor sorpresa juega de tu parte.

6. Alimenta la creatividad. Decía Einstein que si deseas obtener resultados diferentes no puedes hacer siempre lo mismo. La satisfacción sexual es imaginación, atrevimiento y originalidad. Ponla en práctica y verás que cada vez te resulta menos complicado abordar esos temas que antes te ruborizaban.

7. Trabaja tu autoestima y tu confianza. Una de las razones por las que muchas personas no tienen una adecuada comunicación en la cama, es la falta de autoestima, el sentir complejos, miedo al qué dirán o no sentir suficiente autoconfianza. Si crees que este es uno de tus puntos flacos, sería muy recomendable que lo trabajases para mejorar tu comunicación y así tus experiencias

Ya sabes que todo en la vida, se puede mejorar. Aunque hasta ahora hayas creído que tu comunicación en la cama era estupenda, en cuanto pongas en marcha la dinámica de la comunicación sexual empezarás a experimentar una liberación muy satisfactoria y lo que es mejor, sentirás como la compenetración y entendimiento con tu pareja mejora notablemente. Es el primer paso hacia unas relaciones íntimas en las que deseos y fantasías ya no se encontrarán con ningún tipo de limitación.

Un último consejo a modo de resumen de todo lo que te hemos contado en el artículo: menos suposición, más comunicación. ¡A disfrutar!

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *