Los beneficios de hablar sobre sexo

Hablar sobre sexo

El sexo ha dejado de ser un tema tabú. La naturalidad con la que hoy en día se abordan ciertos temas que hace varias generaciones hubieran sido impensables nos demuestra que hemos avanzado mucho al respecto. Aunque todavía queda un largo camino por recorrer, el cambio es innegable y no ha sido sólo por una cuestión de evolución cultural. También ha quedado demostrado que hablar de sexo tiene grandes beneficios.

Una nueva forma de abordar nuestra sexualidad

En mayor o menor medida, el sexo siempre ha tenido un espacio reservado en las conversaciones de todos los pueblos y culturas a lo largo de la historia. Los seres humanos somos curiosos, nos gusta conocer, compartir y, sobre todo, nos gusta disfrutar.

Sería ridículo pensar que hablar de sexo es una actividad exclusiva del mundo actual cuando de toda la vida ha existido el interés y la curiosidad por todo este tipo de cuestiones. Otra cosa muy distinta es que ahora abordemos estos temas con mucha más naturalidad y en contextos más amplios en los que hace unas décadas hubiera resultado una temeridad.

En definitiva, tanto la percepción del sexo como nuestro modo de relacionarnos con él han cambiado y se encuentra en constante evolución. Gracias a ello también ha sido sencillo identificar que el simple hecho de incluir estos temas en nuestras conversaciones está asociado a una mejora en la calidad de nuestra vida sexual. Quienes más acostumbrados están a hablar de sexo con sus parejas, más probabilidades tienen de maximizar el placer en cada uno de sus encuentros íntimos.

10 beneficios de hablar de sexo

Anhelos, fantasías, curiosidades, deseos, ilusiones, temores… En torno al dormitorio y a la vida sexual en pareja se generan infinidad de sentimientos. Aprender a lidiar con ellos es liberarse de cargas innecesarias en nuestra conciencia, sentirnos libres, amados, respetados y deseados. ¿Y sabes que todo eso se puede conseguir mediante algo tan sencillo como una buena comunicación? Te resumimos los beneficios de hablar de sexo en estos 10 puntos:

Pareja hablando

1. Despeja tus dudas. Todos lo hemos hecho en alguna ocasión, pero guardar en el trastero nuestras dudas y preocupaciones sobre cuestiones sexuales no conducen a nada positivo. Olvídate de la vergüenza y de los tabúes. Si necesitas respuestas acerca de una cuestión concreta, ¡pregúntala! Tal vez al principio pueda parecerte que la situación es algo extraña, pero cuanto más pongas en práctica estas charlas sobre sexo, más rápido empezarás a sentirlas como algo natural.

2. Elimina el estrés. Más allá del contacto físico, el sexo también es comunicación. Compartir con tu pareja las sensaciones que experimentas, tus dudas o incluso tus complejos, harán que te quites una carga de encima y que empieces a vivir estas situaciones con mucha más libertad.

3. Te ayuda a conocer a tu pareja. Pensamos que con la práctica basta y que las cosas vienen solas, pero no es así. Verbalizar tus experiencias es una manera estupenda de entender mejor cómo eres tú en la cama y cómo es tu pareja. Con toda esta información sobre la mesa, encontrar el equilibrio perfecto resultará mucho más sencillo.

4. Aumenta el placer. Una vez que tu pareja está al tanto de qué es lo que te gusta, cómo, en qué lugares y con qué intensidad, disfrutar del sexo es pan comido. Ya no habrá nada que te haga dudar o con lo que te sientas incómodo. La ventaja de una comunicación sincera es que el placer también será mucho más sincero.

5. Estrecha los lazos afectivos. ¿Has oído hablar del vínculo sexo afectivo? Es esa complicidad que existe entre las parejas y que parte de los sentimientos para convertirlos en deseos. Son las dos caras de la misma moneda porque a todos nos gusta sentirnos queridos y deseados por igual. Hablar de sexo hará que estos vínculos sean mucho más estrechos y alcancen el equilibrio perfecto.

6. Te invita a explorar nuevas prácticas. Hablar de sexo despierta nuestra creatividad. A pesar de que lleves mucho tiempo de relación con una persona, te sorprenderás al descubrir esa faceta menos conocida de su personalidad que se había quedado un poco agazapada simplemente por no haberos atrevido a hablar abiertamente de sexo. Éste es el primer paso para empezar a experimentar.

7. Resulta divertido y excitante. No sólo hay que recurrir al dirty talking para hacer que las palabras sean excitantes. En ocasiones, de las conversaciones sobre sexo en un plan más inocente también se sacan muchas cosas en claro. Y si no, ¡haz la prueba! Empieza a tratar cualquier tema relacionado con la sexualidad sin necesidad de ahondar mucho en él y verás cómo en unos minutos la cosa se va animando.

8. Potencia las actitudes positivas frente al sexo. Se denomina erotofilia y es algo que va mucho más allá de la relación sexual. La erotifilia es un conjunto de actitudes positivas frente al sexo que aumenta la libido, la curiosidad y el deseo hacia la pareja. Este rasgo de la personalidad que resulta tan beneficioso en la vida íntima se trabaja sobre todo desde la comunicación.

9. Ayuda a materializar ideas y fantasías. Muchas parejas se creen auténticas mentalistas. Pero eso de que con una mirada eres capaz de decirlo todo puede llevar a mucha confusión. ¿Hay alguna fantasía que siempre quisiste hacer realidad? No esperes a que a tu pareja se le ilumine la bombilla ni vayas dejando pistas sutiles. ¡Con lo fácil y excitante que es hablar las cosas abiertamente!

10. Es un manual abierto sobre nuestras preferencias. ¿A veces piensas que te haría falta un manual de instrucciones para entender el sexo? Los seres humanos estamos repletos de contradicciones y es probable que tu manera de comportante en la cama no sea la misma con la que te desenvuelves en tu día a día. La comunicación en el sexo te permitirá explorar aspectos del deseo que ni siquiera conocías.

7 tips para hablar de sexo

¿Has visto la cantidad de cosas positivas que tiene hablar de sexo? Seguramente te estarás preguntando por qué no te habías dado cuenta de ello hasta ahora y probablemente sea por una falta de técnica y de costumbre. Para sacarle partido a todos los beneficios de una buena comunicación sobre sexo es importante que practiques, ¡cuánto más mejor!

Comunicación pareja

1. Elige bien a tus interlocutores. No es lo mismo comentar estos temas con tu pareja que hacerlo con tus amigos. Hablar de sexo no tiene por qué limitarse a la vida íntima, pero sobra decir que se trata de contextos diferentes. En cualquier caso, mientras el respeto y la diversión sean tu máxima, le sacaras mucho provecho a estas charlas.

2. No te cierres en banda. Elimina la palaba ‘No’ de tu vocabulario porque ésta es una oportunidad excelente para redescubrir tu sexualidad. Hablar sobre sexo implica justamente todo lo contrario: comunicarse, escuchar, estar abierto a otros puntos de vista. No quiere decir que vayas a aceptar todo lo que te propongan, pero para llegar a consenso hay que ser flexibles.

3. Evita la comunicación pasivo – agresiva. La terquedad, la resistencia indirecta a tratar determinados temas y el resentimiento no ayudan a que la relación de pareja progrese. Los comportamiento pasivo – agresivos resultan muy dañinos en cualquier ámbito de las relaciones sociales y en temas sexuales a menudo se emplean como escudo para evitar abordar los problemas de frente y con sinceridad. Si éste es tu caso, tendrás que hacer un esfuerzo por abrirte y plantear la situación de otra manera.

4. Olvídate de prejuicios y estereotipos. Sobre todo si vas a hablar de sexo con tu círculo de amigos, es importante que mantengas una mentalidad abierta. No sólo evitarás herir sensibilidades sino que además te beneficiarás de las experiencias de otras personas y tendrás la oportunidad de incluirlas en tus propios encuentros sexuales. ¿Acaso no sientes curiosidad?

5. Genera confianza. Hablar de cuestiones que nos preocupan, ya sea en el ámbito sexual como en cualquier otro ámbito de la vida, hace que nos liberemos de muchas cargas. En esa liberación hay también un importante ejercicio de sinceridad que genera en nuestros interlocutores una agradable sensación de confianza. Para que hablar de sexo sea una práctica natural, es necesario que el ambiente en el que se producen estas conversaciones genere confianza entre los interlocutores. Es el mejor método de desterrar actitudes erotofóbicas y alcanzar un mayor grado de conexión con las personas que te importan.

6. Las quejas nunca son constructivas. Propón, guía y orienta, pero nunca trates de dar lecciones porque no las tienes todas contigo. Hablar de sexo es colocarte en una posición de igual a igual desde la que compartir ideas y experiencias. Si algo no te agrada, hay muchas maneras de hacérselo comprender a tu pareja sin necesidad de recriminarle nada. Al fin y al cabo, este proceso de comunicación es también un proceso de aprendizaje.

7. Desinhíbete. Éste es un buen momento para sacar todo aquello que siempre se te había pasado por la cabeza. Suéltate, desinhíbete, siéntete libre. Tanto si estás hablando con tu pareja como si se trata de una conversación con un grupo de amigos de confianza, no hay mejor manera de desterrar tabúes y prejuicios manidos que atreviéndote a normalizar tu vida sexual y todo lo relacionado con ella.

 

Diviértete, descubre, aprende. Cuando hablas sobre sexo sin que las dudas, la vergüenza o los temores te limiten, se abrirá frente a ti un panorama erótico mucho más interesante y placentero. Aprovéchate de todas las ventajas de expresar con libertad tus inquietudes y mejora tu vida sexual a través de la palabra.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *