Anticonceptivo masculino: una alternativa a la vasectomía

Anticonceptivo masculino

Hasta el momento los temas de control de natalidad con métodos que no fueran de barrera y que no requirieran una intervención quirúrgica habían sido algo limitado exclusivamente a la mujer. Sin embargo, los resultados de unas recientes investigaciones abren nuevas posibilidades a la llegada de un anticonceptivo masculino.

Vasalgel podría ser la alternativa que los hombres estaban esperando

Por el momento las investigaciones con Vasagel únicamente se han probado en monos, pero los resultados han sido tan positivos que la doctora Catherine Vande Voort y el equipo de investigadores que dirige en el Centro Nacional de Investigación de Primates de California (EE.UU.) se han mostrado muy optimistas ante el futuro de este producto.

Anteriormente ya se habían desarrollado estudios similares con conejos, obteniendo también pruebas reveladoras acerca de la efectividad de este anticonceptivo masculino. Animados por estos buenos resultados, Vande Voort y su equipo se pusieron manos a la obra y decidieron trasladar estos experimentos a los primates confirmando la efectividad de este producto, la apenas destacable presencia de efectos secundarios y lo más destacado de todo, la posibilidad de revertir sus efectos de un modo muy sencillo.

Un anticonceptivo masculino que impide el movimiento del esperma

Vasalgel es un gel anticonceptivo masculino no hormonal que actúa como barrera al movimiento del esperma. En estas pruebas iniciales en primates se ha utilizado inyectándolo directamente en los conductos que transportan el esperma de los testículos a la uretra algo que, probablemente, en el caso de llegar a comercializarse para el uso humano, tal vez podría modificarse de alguna manera.

El caso es que el experimento condujo exactamente a los resultados esperados. Un total de 16 monos machos adultos Vasalgelfueron inyectados con 100 microlitos de este producto, un polímero de alto peso molecular. Por otro lado, formaban parte del experimento otros 16 machos que previamente habían sido vasectomizados. Todos ellos regresaron a su entorno natural y durante un período de dos años convivieron con hembras fértiles.

Al concluir este período y a través de pruebas genéticas se comprobó que ninguno de estos monos había tenido descendencia, lo cual era de esperar en los monos vasectomizados pero fue toda una sorpresa en aquellos en los que únicamente se había utilizado Vasalgel. Como efectos secundarios, únicamente se pudo constatar que uno de los monos registró la aparición de un granuloma de esperma (un pequeño bulto en el testículo) cuyo porcentaje de aparición finalmente ha resultado ser del 15% en casos de vasectomía frente al 3% en casos de aplicación del gel.

Por otro lado, también se ha demostrado que el uso de Vasagel también permite la paternidad en el futuro y aunque en este sentido la vasectomía también es un método reversible, parece ser que las tasas de fertilidad tras una intervención de este tipo suelen ser bastante inferiores, algo que no afecta necesariamente en el caso del uso del anticonceptivo masculino. ¿Podría ser este el final de los preservativos masculinos y de la píldora femenina en el sexo entre parejas estables?

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *