5 trucos para hacer una felación en condiciones

Hacer una felación

La entrada de hoy la voy a dedicar al interesantísimo y en ocasiones un tanto desconocido mundo del sexo oral. Solemos pensar que esto está chupao (en todos los aspectos), pero para hacer una felación sobresaliente vas a tener que ampliar tus conocimientos sobre placer masculino y esmerarte un poco más empleando los trucos de este post.

Todo se aprende, incluido el sexo oral

No todas las chicas saben hacer una felación. Ya está, ya lo he dicho. Es un tema del que he hablado largo y tendido con mis amistades masculinas y en la mayoría de los casos coinciden en que este tipo de prácticas a veces no son las más agradables.

Hay personas a las que esto del sexo oral se les resiste. O bien porque no le ponen demasiado interés al tema (meterse en la boca los genitales de otra persona puede resultar un shock cuando se es un poco escrupuloso) o bien porque se van al extremo contrario y se pasan de entusiastas.

El caso es que como nunca llueve a gusto de todos he tenido que informarme bien acerca de qué es lo que verdaderamente le gusta a los chicos y por qué con bastante frecuencia nosotras solemos meter la pata. Que como ya digo, a todo se aprende, y si es cierto que a los chicos también se les escapan muchas cuestiones importantes a la hora de estimular a una mujer, en esta ocasión tengo que romper una lanza en favor de mis amigos cuando dicen que el sexo oral no siempre cumple con sus expectativas.

Aprende a hacer una felación

Después de este pequeño trabajo de campo en relación a lo más sensible de la anatomía masculina he podido sacar las siguientes conclusiones que seguramente te resulten útiles la próxima vez que quieras hacer una felación y quedar como una artista. ´

1. Encuentra una posición cómoda. A pesar del calentón es mejor tomarse unos instantes para plantearse bien la postura ya que la cosa puede ser para rato. Con tu pareja sentada estarás muy cómoda y sexy, pero perderás la posibilidad de estimular la zona perianal, así que, puestas a elegir, mejor de pie.Sexo Oral

2. Busca una estimulación completa. Ahora que sabes cuál es la postura más idónea, no pierdas de vista que una buena felación incluye la estimulación de los testículos y de la zona perianal. Firmeza y delicadeza por igual. ¿Algo que los volverá locos? Elevar ligeramente los testículos mientras juegas con su miembro.

3. El frenillo del glande es un punto clave. Y aquí es donde tus felaciones pueden marcar una gran diferencia.  Lo ideal es ponerlo a prueba utilizando movimientos de lengua circulares y muy suaves que en el momento más inesperado suban de intensidad.

4. No pierdas el ritmo. Los chicos se suelen quejar de que jugamos con su miembro como si fuera un joystick conectado a una videoconsola. Sin embargo, lo excitante no es menear el pene como si se nos fuera la vida en ello sino encontrar el ritmo perfecto entre lo que hacemos con la boca y lo que completamos con la mano. Presión, alternancia de velocidades y modulación de la amplitud del movimiento son el secreto del éxito.

5. Añade un extra de placer. Protectores labiales de sabores y caramelos mentolados son sólo algunas de las excitantes ideas que pueden hacer que tus besos y lametones sean especialmente suaves y refrescantes.

 

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *