5 consejos para disfrutar de tu sexualidad cuando no tienes tiempo

Sexualidad

Estudios, trabajo, familia, compromisos, actividades… Tienes mil excusas para justificar que esta época de sequía en tu vida íntima se debe a que no tienes tiempo para el sexo. Es cierto que con el ritmo que llevamos puede resultar algo más complicado encontrar el momento adecuado en el que disfrutar de tu sexualidad. Pero querer es poder.

La sexualidad es para tomársela en serio

¿Cuánto hace que no practicas sexo? Es la primera pregunta que deberías hacerte antes de leer el resto de este artículo. Hay quienes opinan que el hecho de tener pareja estable garantiza un mayor número de relaciones sexuales. Otros en cambio piensan que es la soltería la que te da carta blanca para practicar mucho más sexo. Pero ni unos ni otros tienen la razón al 100 %. Y es que, en definitiva, lo que más importa a la hora de abordar la frecuencia con la que tienes relaciones es tu actitud al respecto.

La falta de tiempo es sin duda un factor que juega en tu contra. Pero no nos engañemos. También hay muchos otros motivos por los que no practicas sexo con asiduidad: un día simplemente porque te da pereza, otro porque te quedas enganchado jugando a la videoconsola y otro porque te has quedado dormido en el sofá viendo una serie de zombis.

Sexo sin tiempo

Sea por el motivo que sea, conviene que te tomes unos minutos para reflexionar sobre el asunto. Lo de no practicar sexo con demasiada frecuencia es una circunstancia bastante común. A menudo no se habla de ello ni dentro ni fuera de la pareja. Tal vez este es el motivo por el que muchas veces creemos que es algo que sólo ocurre en nuestra relación personal y que el resto de parejas hacen el amor prácticamente a diario.

Si ahondamos un poco en el asunto seguramente llegaremos a la conclusión de que realmente ni siquiera se trata de un problema de tiempo sino de prioridades. Apenas sin darnos cuenta vamos relegando a un segundo plano todo lo relacionado con la sexualidad, con las consecuencias que de ello se derivan. Pero practicar sexo sin tiempo también es posible. Sólo hay que organizarse mejor.

5 tips para practicar sexo sin tiempo

1. Anótalo en tu agenda: puede parecer un poco raro. ¿No se supone que el sexo debería ser algo mucho más espontáneo? El hecho de fijarte un día en el que, sí o sí, vas a practicar sexo no tiene por qué restarle espontaneidad al encuentro. También apuntas una fiesta de cumpleaños, una marcha con tus amigos o unas vacaciones. Una vez en acción y sabiendo la tarea que tienes pendiente, puedes ser todo lo espontáneo que quieras para cumplir con ella.

2. Haz que sea especial: si trabajas un poco en la preproducción de ese encuentro sexual, seguro que haces todo lo posible porque se cumpla. Cuando depositas tu ilusión y tus ganas en un proyecto, de repente te encuentras con mucha más predisposición para llevarlo a cabo. Tal vez esa pizca de entusiasmo es lo que necesitabas para hacerlo realidad.

3. Cambia tus horarios: a pesar de que el sexo es una actividad que habitualmente relacionamos con la noche, ¡el día tiene muchas más horas! Si en lugar de dejarlo para ese momento en que te vas a la cama muerto de sueño y sin demasiadas ganas lo mueves de horario, seguro que te va mucho mejor. Piensa que sólo con levantarte media horita antes ya tienes un margen considerable en el que disfrutar de tu sexualidad.

sexo en pareja

4. No seas esclavo de tus rutinas: no va a pasar nada porque hoy te saltes la clase de spinnig o porque le digas a tu profesor de inglés que te has puesto malo. ¿No querías espontaneidad? Pues aquí la tienes. Atrévete a hacer algo que se salga de tus rutinas habituales. Queda con tu pareja para ir al cine entre semana, para salir a cenar y, por supuesto, para tener una velada erótica como nunca la habíais tenido.

5. Esto también es salud: te preocupas por ir al gimnasio, llevar una dieta equilibrada, adoptar hábitos saludables… ¿y no te preocupas por tu sexualidad? Ya hemos hablado en otras ocasiones de todos los beneficios del sexo a nivel físico y emocional. La falta de tiempo no es una excusa para descuidar tu salud, así que ponte las pilas.

Apaga el televisor, regálate una escapadita, rompe con la rutina y plantea cosas nuevas. En definitiva, elimina todos aquellos aspectos superficiales que están ocupando todo tu tiempo e incluye la práctica de sexo dentro de tus actividades de la semana. Cuanto más presente lo tengas, mayor será tu deseo de repetir la experiencia.

¿Te ha gustado?

Si quieres recibir más artículos como este y aprender a disfrutar de tu sexualidad al 100% apúntate a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *