Hace 16 años se aprobaba en la localidad brasileña de Esperantina (Piauí) el Día Mundial del Orgasmo Femenino. ¿El motivo? Recordarles a los miles de millones de habitantes del planeta que no todas las mujeres pueden disfrutar del placer sexual.